TWITTER

lunes, 26 de junio de 2017

El rigor



No he podido resistir la tentación de leer una larga entrevista a Marhuenda en El Mundo, pues sabía que algo jugoso saldría de ella. Tras ser presentado, entre otras cosas, como Doctor en Derecho, lee uno, a modo de aperitivo, la siguiente sentencia: En televisión yo intento defender los temas con el máximo rigor académico. Luego hay tertulianos de Wikipedia. Ahí es nada.

Más de una perla puede traerse sobre la falta de rigor de Marhuenda, en cuestiones jurídicas y de otra índole, pero me quedo con una especialmente jugosa que siempre repetía en diferentes tertulias sobre la suelta del terrorista Bolinaga y que demuestra que el pobre Paquito, tan amante de los perritos, es la voz de su amo. Para defender lo indefendible, que no era otra cosa que salvar la cara del gobierno en tan espinoso asunto, el hombre decía una y otra vez que había sido un juez, y no el Ejecutivo, el que había concedido la libertad condicional al carcelero de Ortega Lara. Y era cierto, faltaría más, pero omitía que para ello era necesario que el preso estuviese clasificado en tercer grado penitenciario, algo que hizo el gobierno por la vía rápida un tórrdio verano, so pena de prevaricar si no lo hacía, como insistía el abúlico Fernández Díaz una y otra vez. He ahí el rigor, máximo y académico, de Marhuenda. ¿O será mendacidad?

viernes, 16 de junio de 2017

¿Cómo te llamas?



El Consenso del 78 da otro paso en la cuadratura del círculo y decide, por fin, que el apellido del padre deje de ser preferente por defecto. Hasta ahí todo perfecto, y en interés del menor recién nacido, no venga ya a este valle de lágrimas con traumas y estigmas. El problema surgirá cuando no haya acuerdo entre el progenitor A y el B, pues de momento el C no tiene cabida en este consenso, aunque todo se andará. En ese caso, será el encargado del Registro Civil, un funcionario simpático que no tiene otros problemas que resolver, ni en su Registro ni en su casa, el que decida la suerte del tierno infante.

Eso sí, el legislador aconseja que se eviten malsonancias-Armando Guerra no parece muy adecuado-o que prevalezca el que suene mejor-Florido siempre luce mejor que Pérez- o incluso el menos común, así Pollón o Poyón son apellidos que por ahí corren. Siempre, a falta de acuerdo, queda la opción tan arbitral-jueces futboleros hubo que se llamaban Acebal Pezón o Condón Uriz-de tirar una moneda al aire, pero que sea de Euro, que estas extravagancias son muy europeas. Dentro del desmadre normativo, otro más, lo mejor es el optimismo de la Dirección General de Registros, que afirma que en la mayoría de los casos habrá acuerdo y no se generarán retrasos-el plazo es de tres días antes de que decida la autoridad-para que el niño/a tenga apellidos ya ordenados y bien puestos. Habrá consenso, pues.

martes, 13 de junio de 2017

De la locuacidad



De todas las reacciones que ha suscitado el anuncio de la consulta separatista la más curiosa, pero también la más patética, ha sido la que expresó Albert Rivera en Twitter a los pocos minutos de parir la burra. Literalmente, nuestro Macron afirmaba: Llevan años sembrando división, enfrentamiento y odio. Acabemos con  el “procés” y abramos una nueva etapa de reconciliación en Cataluña. Nada igual, aunque salvando las distancias pero también dirigido a un adversario sordo al respecto, se leía desde aquel célebre discurso de un  Azaña ya derrotado: paz, piedad, perdón.

Habría que preguntarle a Rivera con quién tenemos que reconciliarnos aquellos que con nadie nos hemos peleado, asistiendo estupefactos a un proceso de sedición en toda regla sin que un solo representante del Estado haya metido en cintura a los rebeldes. Por otra parte, los episodios violentos desde que Mas se lanzó por la pendiente, han sido siempre protagonizados por los mismos, los sediciosos. La boutade de Rivera recuerda mucho a la de aquellos ágrafos que hablaban, y siguen hablando, de conflicto vasco para referirse al terrorismo etarra. No sorprende que Jiménez Losantos, antaño defensor a ultranza de Rivera, lo haya definido como papanatas de provincias. Papanatas y locuaz, como Azaña.

domingo, 11 de junio de 2017

Más donaciones



Al final, y más allá de la serie de mi admirado y misántropo Doctor House, se acabará uno aficionando al tema sanitario, guste o no guste. Si hace poco contábamos cómo unos médicos/as y enfermeros/as progresistas proponían rechazar una millonaria donación de Amancio Ortega en la lucha contra el cáncer, hoy volvemos con las donaciones, en este caso de órganos, ya que las gentes de Compromís quieren que todos los españoles sean donantes de órganos, así, por decreto, o ley, tanto da. Que ese grupo sea separatista valenciano, o catalán, ya no se sabe, y proponga algo de esa naturaleza para todos los españoles resulta algo muy parecido a una invasión de competencias, pero ya conocemos la táctica del separatismo patrio: no soy español pero pongo la mano-¿hay trasplantes de manos?-para trincar el FLA de Montoro.

No se asuste el personal reacio a estas donaciones, ya que lo que pretenden es crear un registro de no donantes, a diferencia de lo que ahora sucede, que el registro existente es de donantes. Es más o menos lo que en Derecho se conoce como inversión de la carga de la prueba: si usted es un humano, o un ente parecido, español y más o menos bípedo y mayor de edad, guapo es indiferente pues la belleza está en el interior, es donante de órganos y tejidos, salvo que se vaya al registro oportuno, haga cola y manifieste ante el funcionario competente que nones, que es pesimista antropológico y padece autoodio y misantropía, por lo que a su muerte no desea que vayan a ningún sujeto desconocido sus riñones o córneas. Algo parecido, para los que no se pronuncien, al valor en la antigua y añorada mili, que al soldado siempre se le suponía. Vuelve, pues, una suerte de cartilla militar para los no donantes, aunque ello sea un estigma, pero ya se sabe que en los tiempos que vivimos un estigma es ya un toque de distinción. Y sin compromiso.

jueves, 8 de junio de 2017

Donatarios ingratos



Al igual que ocurre con los jueces y fiscales-de momento, y por fortuna, se salvan los notarios-también existen profesionales sanitarios progresistas. Entiende uno que ese progresismo se manifiesta en una determinada forma de concebir la sanidad pública y su gestión y no en cómo tratar a los enfermos, discriminando, como suele ser costumbre en estas gentes, en función de la ideología. El caso es que una de estas asociaciones se opone a una donación cuantiosa para la lucha contra el cáncer que hace el multimillionario Amancio Ortega: como el tonto en la mili, que se joda el sargento, que no como rancho.

Más allá del odio de clase-qué lejos los tiempos en los que la izquierda se amorraba a las ubres de algún ricachón que promocionaba sus sandeces-y las ganas de dar la nota, argumentan los ingratos que lo que debe hacer el gobierno aragonés, además de rechazar el regalo, es recuperar el derecho universal a la salud, perdido, según ellos, desde el año 2012. Y es aquí, ante tamaña estupidez, cuando se descubre el talante mendaz de esos ingratos sanitarios que nos recuerda al chiste de aquel par de extranjeros: ¿sabes cómo llaman los españoles a la sanidad que pagan entre todos? Sanidad gratuita. Ante el despropósito y la mala fe, una es la conclusión irrefutable que se impone: que ninguno de los sanitarios de esa asociación está aquejado de una grave enfermedad excepto, y ésa no tiene cura, la imbecilidad.

martes, 6 de junio de 2017

Breviario



Alguien, seguramente movido por las ganas de enredar y carente de corrección política, ha tenido a bien publicar esta obra del amigo Tolerancio, un breviario clínico de la demencia nacionalista catalana recopilado por la fina ironía de un reputado resistente. Los interesados en este manual de autoayuda pueden adquirirlo en la web de la Asociación por la Tolerancia por un módico precio: las compras no le harán rico pero serán, como decía aquél, motivo de honda satisfacción para el autor.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Votad, malditos



La portavoz del gobierno catalán ha dicho que no están en condiciones de dar una fecha en la que se sepa la fecha y la pregunta. Así, tal cual. Obviamente, fecha es el día para votar en plebiscito y la pregunta es algo que sólo ellos saben pero que debe girar en torno, con todos sus matices, a si los catalanes quieren independizarse del resto de españoles o no. Seguimos, pues, instalados en la incertidumbre que genera este bucle estupefaciente.

Y hablando de otros españoles, todavía hay que aguantar a ciertos tertulianos, como el gallego Antón Tontada, que lamentan que los catalanes no puedan votar, anhelo frustrado, más del tal Tontada que de la mayoría de catalanes, que el hombre resume con un novedoso no se pueden poner puertas al mar. Uno sabía lo de no poner puertas al campo pero no puertas al mar, si acaso diques. En cualquier caso, habrá que decir al tal Tontada, Antón, que todos sus empeños porque los catalanes se independicen-para él votar es mero trámite-deberán contar con una mínima colaboración por parte de los promotores sediciosos, que salvo declaración unilateral de independencia deberán dar día y pregunta, algo que de momento no tienen muy claro. Pero como lo que defiende Tontada es la democracia absoluta, otro fruto del consenso del 78, quizá sea posible votar ya, sin día ni pregunta, de manera espontánea, sin puertas ni diques. Hasta sin urnas.

lunes, 29 de mayo de 2017

A compartir



Llega el Ramadán y hay que compartir, qué menos, así que vamos a ello, aunque uno se pregunta qué se comparte en un ayuno, o mejor dicho, cuál es el resultado práctico de compartir un ayuno: cero patatero, seguramente. En otro orden de cosas, o similar, algunos medios cuentan que se dispara la islamofobia en las redes sociales, ante lo que caben dos lecturas: una, que en las redes sociales no muere nadie y dos, el reverso de la moneda, que este año, y de momento, los muertos causados por el terrorismo islamista en Occidente son algo menos que el año pasado, por lo que vamos mejorando. En cualquier caso, y valorando todo en su conjunto, la conclusión es evidente: poco nos matan.

jueves, 25 de mayo de 2017

Pequeñas irregularidades



Echenique ha sido multado por la Seguridad Social por no tener asegurado a su asistente personal, siendo grotesco que por no pagar en su día una cuota barata, ahora pueda caerle una cantidad astronómica, pero éstas son las cosas de la socialdemocracia, esa recaudación masiva a la que tanto debe el podemita en cuestión. Con todo, lo más gracioso en este contencioso es que Echenique desdeña el principio pro operario, tan presente en el Derecho laboral y tan apreciado por sus cofrades, y se refugia en el mercantilismo puro y duro, dando a entender, más o menos, que lo suyo con el asistente era una relación entre empresarios: ahí es nada. Y sin IVA. El consejos vendo que para mí no tengo tan propio de la izquierda. Chúpate esa; o chúpame la minga, Dominga.

martes, 23 de mayo de 2017

El tour



Al rebelde Puigdemont han decidido darle una vuelta por Madrid para que explique su proyecto secesionista, gentileza sin igual que acredita el cosmopolitismo de la capital. Así, tras visitar el Ayuntamiento podemita, el hombre deberá decidir si acepta el guante lanzado por la vicepresidenta del gobierno para explicar su desconexión en el Congreso, que es algo que ya hizo Ibarretxe con su célebre plan y también, a su manera, Antonio Tejero, si bien éste salió preso tras una visita que no estaba programada. Para completar el tour, y dado que estamos en una Feria que no se anima de ninguna manera, podrían hacer con el catalán como hicieron con Heinrich Himmler y llevarlo a la plaza de Las Ventas, pues  ya se sabe que los toros, proscritos en Cataluña, son patrimonio cultural. Que lo cortés no quite lo valiente.

viernes, 19 de mayo de 2017

Vicios viejos



Sin desconocer que la Constitución de 1812, el Reglamento provisional para la Administración de Justicia de 1835 y otras disposiciones posteriores, mejoraron considerablemente el procedimiento criminal, sería temerario negar que aun bajo la legislación vigente no es raro que un sumario dure ocho o más años, y es frecuente que no dure menos de dos,  prolongándose en ocasiones por todo este tiempo la prisión preventiva de los acusados; y aún podría añadirse, para completar el cuadro, que tan escandaloso procesos solían no ha mucho terminar por una absolución de la instancia, sin que nadie indemnizará en este caso a los procesados de las vejaciones sufridas en tan dilatado período, y lo que es más, dejándoles por todo el resto de su vida en situación incómoda y deshonrosa, bajo la amenaza perenne de abrir el nuevo procedimiento el día que por malquerencia se prestaba a declarar contra ellos cualquier vecino rencoroso y vengativo. Esta práctica abusiva y atentadora a los derechos del individuo pugna todavía por mantenerse, con éste o el otro disfraz, en nuestras costumbres judiciales; y es menester que cese para siempre, porque le ciudadano de un pueblo libre no debe expiar faltas que no son suyas, ni ser víctima de la impotencia o del egoísmo del Estado.

Así de contundente y con prosa tan pulcra se mostraba Don Manuel Alonso Martínez, a la sazón ministro de Gracia y Justicia, en la Exposición de Motivos de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, allá por el año 1882. Mucho ha llovido desde entonces, pero vistos los vicios procesales actuales, que ya en el siglo XIX se denunciaban, poco parece que hayan cambiado las cosas en el siempre proceloso mundo del foro. Pensemos ahora en un Catalá cualquiera, de esos que no consideran la prevaricación sea una forma de corrupción política, dando esas pinceladas a una ley de tal envergadura, sufriendo por las vejaciones de cualquier procesado, lamentado la incompetencia del Estado, que es la misma que la de la clase política. Imposible; a lo sumo, y gracias, parir el concepto de investigado para no estigmatizar más allá de los necesario. Qué estigma, sin duda, pero el de ellos.

martes, 16 de mayo de 2017

Los socios



Pablo Casado, cuya talla intelectual le lleva a ser como los niños y borrachos, que siempre dicen la verdad, afirma que sus socios de investidura no les dejan bajar los impuestos. Si bien no parece que la cosa le resulte muy dramática, no en vano entre socialdemócratas anda el juego, sí que tiene que haber mucho de cierto en la aseveración, pues la querencia de Ciudadanos por elevar todo lo que sea gasto público está fuera de toda duda. Ahí queda para el recuerdo, y como muestra del desprecio por la libertad, la hiperactiva Villacís en el 1 de Mayo rodeada de banderas rojas y liberados sindicales. Y todavía quedan tertulianos, siempre camino de servidumbre, que nos dicen que España necesita un partido socialista fuerte. ¿Hay espacio para tantos socialistas? ¿Y para tantos tertulianos?

viernes, 12 de mayo de 2017

El Valle



Siempre se dijo, y con razón, que Albert Rivera era el niño en el bautizo, el novio en la boda y el muerto en el entierro. Y es ahora, en el terreno de lo fúnebre, cuando  el hombre se ha puesto a desempeñar otra faceta que no deja indiferente y que explicará en breve en su cadena amiga, la de ejercer de desenterrador de los restos de Franco. Parece que la posición de Ciudadanos en esta cuestión no ha sido pacífica a nivel interno, pero ya se sabe que el partido naranja es de Rivera y Girauta y nadie más, por lo que pronto se pasará página sin fractura alguna. 

Lo mejor, no obstante, es ese deseo de Rivera de convertir el Valle de los Caídos en el Arlington español. Dada la ola de patriotismo que recorre España de un tiempo a esta parte y el amor fraterno que devora a sus gentes, no parece que la propuesta tenga mucho recorrido. Y nos reíamos con Zapatero y su alianza de civilizaciones.

miércoles, 10 de mayo de 2017

El cocktail



Siempre me he preguntado cuánto pagan a Félix de Azúa por sus piezas-artículo o columna me resultan excesivos-en El País: entre la crisis de los diarios y el nivel que exhibe, barrunto que más bien poco. Era inevitable que echasen mano de alguien tan previsible como él para ofrecer una opinión sesuda sobre las presidenciales francesas, bendecir el resultado y recordarnos que Europa-la de Juncker y Tusk-se ha salvado. Pues no, aquí el cenizo Azúa vaticina todos los males a la vuelta de la esquina gracias la pérfida alianza de burgueses y obreros bajo el manto del fascio. Allí estará Le Pen, nos asegura nuestro hombre, agazapada y con un cocktail molotov. ¿No es entrañable, amén de cursi, un tipo que escribe cocktail molotov? Será la Academia.

lunes, 8 de mayo de 2017

El selfie



La España actual, heredera del consenso del 78, cabe en una fotografía, en un selfie de esos con los que se entretiene el personal y que luego, vía móvil, rebotan hasta el infinito. La España actual es una reunión de amigos los sábados por la noche en una televisión salvada in extremis por el gobierno actual. La Transición, semilla de la que brotó ese consenso intocable, quedó reflejada en un cuadro, en un abrazo que era metáfora de la reconciliación entre españoles, aunque uno siempre ha sostenido que todos los que se abrazaban en aquel cuadro eran de la misma cuerda, por lo que más que una reconciliación era un reencuentro.

Como una reproducción de aquel cuadro, este selfie de los amigos reúne a lo mejor de cada casa y con el mismo espíritu del célebre consenso: el viejo falangista, el neocomunista omnipresente, separatistas varios, socialistas de postín, el ciudadano para todo, la presidenta más popular…y todos, en el fondo y sin fisuras, de la misma cuerda. Aseguran los agoreros que España se rompe, que peligra, que corre el riesgo de desaparecer. Craso error: hay una España eterna, imperecedera y consensuada, una España que se reinventa elección tras elección y que lo celebra el sábado noche. Con luz y un palo. 

viernes, 5 de mayo de 2017

El cuponazo



Parece que este gobierno sacará adelante sus presupuestos gracias al apoyo del PNV, y de Ciudadanos, claro, que para algo son otra de las patas del banco de la responsabilidad institucional. El precio del apaño es una mejora del famoso cupo/concierto, ese privilegio (etimológicamente, ley privada) que es fruto, uno más, del consenso del 78, siendo un personaje como Rajoy, paradigma de burócrata con pocas ganas de aventuras, uno de los más indicados para mantener esa suerte de fuero medieval.

Hay cosas contra las que no se puede luchar, so pena de caer en la melancolía. Mutatis mutandi, es como aquel jugador inglés que decía que el fútbol era un deporte inventado por sus paisanos en el que siempre se imponían los alemanes. Aquí el cuponazo siempre le toca a los mismos, aunque sea en la prórroga y con sospechoso arbitraje. Al menos Franco, siempre tan pragmático como rencoroso, discriminaba a dos de esas provincias por traidoras.

martes, 2 de mayo de 2017

Dulzura impositiva



La Organización Mundial de la Salud, un organismo seriamente nocivo como todo lo dependiente de la ONU, considera que las bebidas azucaradas son malas para el cuerpo, de ahí que recomiende su prohibición o, en su defecto, una mayor imposición sobre las mismas. España, siempre a la vanguardia del saqueo del contribuyente, ha tomado nota y decide gravar esas bebidas de manera notable, si bien en este caso, ha sido la administración catalana-España, nación de naciones, la que mete el rejón tributario. Y lo hace con algo que navega entre la justicia poética y el delirio más obsceno , pues el hombre fuerte de ese taifa es un tipo terriblemente obeso. Dicen algunos que otros llevarán el tema ante el Tribunal Constitucional, aunque sin dar mucha razón de ello. Teniendo en cuenta la velocidad de paquidermo de ese tribunal, cuando se resuelva ese hipotético recurso los adictos a esas bebidas,sin duda más pobres, lucirán un tipo estupendo y el gobierno del Estado, ave de rapiña de gran envergadura, ya llevará años gravando el mismo producto. Con dos terrones.

miércoles, 26 de abril de 2017

El bandoler



El delirio del prusés nos deja otra perla sin desperdicio. El cantautor Lluís Llach amenaza con castigar a todos los funcionarios, da igual la Administración a la que pertenezcan y de la que cobren, que no acaten la legalidad catalana, esa entelequia que regirá el Ostfront una vez decretada la desconexión por la autoridad competente. Como no parece que el Fiscal General del Estado vaya a dar órdenes para que por delitos varios y presuntos se proceda contra Don Lluís, ni que tampoco un juez lo incapacite por razones evidentes, mejor tomarlo a risa y recordar aquella canción tan suya, la del Bandoler Joan Serra, e imaginar a los pobres funcionarios desobedientes reclamando piedad ante tamaña amenaza: no em mateu, que tinc dos fills i una esposa,us daré tot mon diner, però no em claveu eixa daga. No em mateu...pietat, pietat.

lunes, 24 de abril de 2017

La desmemoria



Ha muerto el que fuera ministro falangista José Utrera Molina, suegro de Ruiz Gallardón, y ha sido despedido como mandaban sus cánones, con el canto del Cara al sol por algunos falangistas allí presentes. Como también mandan los cánones de la estupidez, unas juventudes socialistas han denunciado el cántico ante la fiscalía por entender que ello vulnera la ley de memoria histórica. No parece tener mucho recorrido la denuncia, pues ese cántico en la despedida al exministro no era otra cosa un escrupuloso respeto a la memoria del finado y a la historia en la que se encuadró. Más bien parece un simple pero doloroso ataque de envidia de unos jóvenes que veían a Utrera como mucho más socialista que ellos. Y en unos tiempos más difíciles. La desmemoria, o la incultura, si no es lo mismo.

jueves, 20 de abril de 2017

El delirio



Francisco Marhuenda anda siendo investigado-que no imputado, pues su querido PP así reformó la ley ritual penal para no estigmatizar-por coaccionar, presuntamente, a Doña Cifuentes, que es también del PP, aunque podría ser de cualquier cosa con tal de saborear el poder. A uno se le hace cuesta arriba imaginar al melifluo Marhuenda coaccionando a alguien, ni siquiera a un canario enjaulado, pero vamos, cosas más extrañas se han visto. Como por ejemplo, y no es baladí, a un eufórico Ferrreras narrando en directo la detención de Ignacio González y soslayando la investigación, que no imputación, de Paquito y un tal Casals en la misma operación, pues el grupo Planeta, dueño de La Razón, paga la nómina de Ferreras y su esposa. Mientras, los tertulianos del Régimen, ante un PP que se parte en dos, andan como los generales la noche del 23-F, sin saber por qué bando tomar parte a la espera de que el jefe dijese mus o cortase por lo sano.

Esto es un delirio al que sólo sobrevive el clan Pujol, cuyo patriarca ya lo sentenció hace tiempo: ¿qué coño es esto de la UDEF? ¿Y la UCO? Quia.

jueves, 13 de abril de 2017

La Contra



Viejos amigos y conocidos han montado una web al servicio del club de sus amores, el Real Club Deportivo Español, La Contra Deportiva. Información independiente, sin pasteleos de clase alguna, y opinión de calidad al alcance de todos los periquitos que por allí quieran pasar. Por cierto el otro día se estrenó el amigo Tolerancio. Aquí, con esta pieza. Larga vida, pues, a la Contra.

lunes, 10 de abril de 2017

El final



Ahora que la banda terrorista ETA entrega su arsenal, escenificando así el final de una larga historia criminal, bueno es hacer alguna clase de balance de un fenómeno que, guste o no, forma parte de nuestras vidas. Y como el relato de esa historia, en los más variados sentidos, ya está más que escrito, sin que poco nuevo ni interesante se pueda añadir, habrá que buscar algún detalle que resuma lo más reciente, ese final anunciado y que los optimistas voluntariosos definen como derrota y que los más escépticos, como Jon Juaristi, asocian a la impunidad.

Para glosar ese final me quedo con dos gestos, decir opiniones sería excesivo, del Presidente del Gobierno, que a fin de cuentas es el que ha lidiado, por llamarlo de alguna manera, con el evento. El primero fue cuando se dio suelta a Bolinaga, vergonzoso episodio que el propio gobierno de Rajoy propició al otorgar el tercer grado penitenciario, paso previo a la libertad condicional, al secuestrador de Ortega Lara. Pues yo lo veo muy flaco, dijo el gallego al ser preguntado por la espinosa cuestión. El segundo vino con el fallo de Estrasburgo que tumbaba la doctrina Parot y provocaba la liberación inmediata y anticipada de un montón de asesinos en serie. Ahí el Presidente se mojó todavía menos, pues al ser de nuevo requerido por los periodistas se metió raudo y veloz en el coche no sin antes liquidar la cuestión con aquel célebre parece que llueve. Queden ahí esas perlas de indolencia, muy útiles para soportar la impunidad de la que habla Juaristi.

jueves, 6 de abril de 2017

La rebeldía



Confieso que siento una cierta debilidad por Andrea Levy, quizá por esa relación directamente proporcional que existe en la política española entre la vacuidad intelectual y el cargo que se ostenta, pero son las cosas del páramo cultural de la piel de toro, una seña de identidad como el jamón de pata negra o la paella en el chiringuito playero. Esta vez la cosa viene de la mano de una de esas entrevistas ridículas que hacen los suplementos de los periódicos y que pretenden crear empatía entre los políticos y el pueblo llano, como cuando sacaron a Soraya SS en postura sexy y luciendo piernas, si bien aquello generó más antipatía que otra cosa.

Andrea nos cuenta cómo suena su vida a través de las canciones que forjaron su carácter. Reconozco que me he quedado en la segunda pieza, pues descubrir que un grupo tan melifluo como Oasis puede hacer sentir rebelde a alguien es algo que me supera y desborda, casi tanto como cuando descubrí quiénes eran en realidad los Reyes Magos o que la Transición fue un abrazo de reconciliación entre españoles. Conociendo ya ese concepto de la rebeldía que atesora Andrea se entiende que la señora nos venda el carácter social de los presupuestos generales que presenta su gobierno y que entre otras cosas se resumen en que sube la cotización de los autónomos. Y ello con el apoyo de Ciudadanos, otros emprendedores y rebeldes al estilo Rivera cuyos gustos musicales prefiero no imaginar.

lunes, 3 de abril de 2017

De las eximentes



No hace mucho, y en relación con el caso Cassandra (también Ramón Vera Paz, al menos para el Tribunal), cuyo juicio por un delito de humillación a las víctimas del terrorismo se aproximaba, resaltaban los medios que la acusada había renunciado a su abogado de oficio porque éste no la atendía lo suficiente, y cuando lo hacía era para decirle que él era un admirador del almirante Carrero Blanco, destinatario de las bromas macabras de Cassandra, y que en todo caso su línea de defensa pasaría por alegar un trastorno mental, como eximente, o subsidiariamente como atenuante.

Celebrado el juicio y leída la sentencia que la condena a un año de prisión por ese delito, descubrimos que su nuevo abogado planteó esa circunstancia eximente en el juicio. En concreto, la de sufrir alteraciones en la percepción desde el nacimiento o desde la infancia, que implique una grave alteración de la conciencia de la realidad. Y todo parece indicar que la acusada, dada su trayectoria en las redes sociales, es una perturbada. Pero el tribunal no lo ha apreciado así, entre otras razones, tal como explica en su fundamentación jurídica, porque ninguna prueba se propuso para acreditar ese extremo. Un cierto varapalo al letrado, quien guiado por un exceso de optimismo procesal quizá pensó-no se puede entender de otra manera la estrategia-que la sola pinta de Cassandra, amén de muchísimos otros tuits en la misma línea demencial, acreditaría su trastorno. Pero como es sabido, el proceso es mucho más de pruebas que de impresiones.

miércoles, 29 de marzo de 2017

Bye



Así firmaba la primera ministra británica el adiós a la Unión Europea, y lo hacía con rostro amable, como mandan los cánones en un divorcio más o menos amistoso. Otra cosa es la cara del siempre rancio Donald Tusk, receptor de la misiva, cuyo talante al respecto poco importa ya en este trance. Aunque el tal Tusk siempre tiene la misma cara de idiota y antipático. ¿Y no significará Tusk cuñado en polaco? ¿Y para qué sirve el Consejo Europeo? Pues para molestar, como un cuñado. Lo dicho, bye, cuñado. 



lunes, 27 de marzo de 2017

Obituario



Puede ser habitual morir más o menos en paz, con uno mismo o con los demás, pero hacerlo con buen humor es ya más complicado. Así, con esta necrológica, se despedía de este mundo el notario, y también escritor, Don Enrique Aldaz Riera, que lo fue de diferentes plazas, entre ellas la de Hospitalet de Llobregat. Ahí fue donde lo conocí un poco, traté con agrado y disfruté con mucho gusto de su amable conversación entre escrituras, que era lo suyo de verdad, pues en cualquier receso tenía el detalle de ilustrarte con su erudición jurídica. Pero además, insisto, era escritor de fina ironía y cuidado lenguaje con más de una obra publicada. Que sus cenizas vayan donde mejor consideren sus deudos. Descanse en paz.

viernes, 24 de marzo de 2017

La cuñada



Si algo caracteriza a la política española, amén de su obscenidad, es su transversalidad, básicamente porque la derecha no existe y emula a la izquierda, que toda es extrema, en todo aquello que puede resultar rentable, por lo que la distinción, por mínima que sea, es ya imperceptible. Pero también prima la extravagancia, que es consecuencia irrefutable de la obscenidad.

Si hace poco glosábamos la última chorrada de Pablemos y el niño que lo retrató, hoy nos centramos en la siempre mediática y simpática Chichifuentes, que se mete en todos los charcos que encuentra en el camino. La última de la presidenta, caliente todavía su ridículo con el autobús genital, ha sido decir que Íñigo Errejón es el hijo que toda madre querría tener. Por chocante que resulte la afirmación desde un punto de vista político, no criticaremos los gustos de una señora que vaya usted a saber qué hijos tiene y qué satisfacciones le han dado, pero ya puestos a ir por la senda del buen rollito con la extrema izquierda, y dentro de la exaltación del amor materno y para no caer en discriminación de clase alguna, más admirable hubiera sido decir que ese hijo soñado por ella era Espinar, o Echepenique, elementos muy cariñosos a tener en cuenta entre estos émulos de Saint-Just y su guillotina. Lástima, otra vez será.

En cualquier caso, y dejando a un lado la siempre necesaria ironía para transitar por este valle de lágrimas, lo que está claro es Chichifuentes es el prototipo de cuñada, ésa que todo el mundo debe soportar y que nadie hubiera querido tener, o sí, que con la transversalidad todo es posible. Y hasta loable.

martes, 21 de marzo de 2017

El niño artista



La última boutade de Pablo Iglesias ha sido mostrar en las redes sociales un retrato que le hizo un niño en el tren. Este retrato me lo ha hecho un niño en el tren sin que me diera cuenta. Me lo ha dado al llegar a Madrid. Estas cosas me conmueven. Si no los abortan antes, es un clásico en el comunismo la manipulación de los niños, sea en forma de pioneros con pañuelos de vivos colores al cuello, sean en toda clase de festivales donde se vitorea al líder máximo. De ahí que el conducator podemita no haya tenido reparo en hablarnos del niño y de la emoción que le embargaba al recibir la obra.


El retrato en sí, de una crudeza aplastante y vivo realismo, cuadra a la perfección con el arte típicamente soviético, que huía del decadente arte burgués, siempre plagado de las  extravagancias típicas de todo lo moderno. Y es que el niño, quizá sin saberlo ni pretenderlo, dejó un retrato del líder que tiene de parecido asombroso con una de las referencias históricas de Pablo, Felix Dzerzhisnky, fundador de la Cheka: normal, pues, la conmoción que le produjo el regalo.

viernes, 17 de marzo de 2017

La multa



Tras el fracaso del gobierno con el decreto ley que regula la liberalización de los estibadores, muchas han sido las reacciones: euforia de los trabajadores interesados, que siguen siendo una casta, decepción de los promotores con reproches al comodín Ciudadanos y jolgorio en la variada oposición de nacionalistas e izquierda extrema, que es toda la izquierda. De todo ello se queda uno con el lamento de Andrea Levy, quien en un alarde de patriotismo económico-tampoco conoce otro-afirma que la broma nos costará a todos los españoles-incluidos los que no se sienten como tales- 134.000 euros al día en concepto de multa made in Bruselas. Valoremos el drama como nos exige Levy, en su justa medida y mirando nuestro bolsillo: si esa cantidad se divide entre los 47 millones de españoles, salimos a 0,002851 euros por cabeza. Si el problema perdura, pongamos un año, que Rajoy sólo corre cuando anda, nos vamos, salvo error u omisión, a 1,04 euros por cada españolito de derecho. Y eso suponiendo que la multa se pague y no sea una ficción jurídica. Será por dinero...En fin, un sinvivir, Andrea.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Liturgia televisiva



La última ocurrencia de Podemos ha sido proponer la supresión de las misas católicas en Televisión Española. La razón es que una televisión pública no es el espacio más adecuado para ritos religiosos, aunque esa explicación no debe conducir al error de pensar que las huestes de Iglesias apuestan porque esos ritos se vayan a los medios privados, entre otras razones porque estos comunistas ya se han pronunciado a favor de que todos los medios de comunicación, como los de producción, sean públicos, o al menos estén sometidos a un férreo control por parte del Estado. Lo que subyace es el odio por todo aquello que tengan que ver con la religión católica, sea la misa dominical, sea la asignatura de religión o la célebre casilla de la declaración de la renta, sea la Semana Santa que tanto ocio y descanso proporciona al personal. A la propuesta se ha sumado de manera entusiasta Albert Rivera, que siempre que puede está encantado de ejercer de monaguillo con independencia del sacerdote que oficie el tostón.

Todos aquellos que algún día militaron en el comunismo afirman, con ese orgullo pedante de intelectuales enamorados de su ombligo y a modo de excusa no solicitada, que aquello era como una religión, la única y verdadera de los hombres libres, y algo de cierto hay: ahí están Pablo, con ese apellido emblemático y su pinta de Mesías, y sus más o menos disciplinados seguidores para certificarlo. Y ese aire de homilía permanente que atesora el discurso podemita, ¿no es una misa constante que se imparte de lunes a domingo especialmente en la Sexta pero también en la televisión de todos? Porque, a fin de cuentas, y entrando de lleno en el mensaje, ¿qué es la promesa de una renta básica universal sino el milagro de la multiplicación de los panes y los peces? Y que los mercados son culpables lo dice hasta el Papa, que además nos reprocha que acogemos pocos refugiados. Todo esto no es más que una milonga que se evitaría con una buena conjugación de dos principios básicos, la libertad religiosa y la económica: ciérrese de una vez por todas RTVE y habremos resuelto el problema. Será un milagro, pero hay que tener fe.

lunes, 13 de marzo de 2017

Idiomas



Que el presidente del gobierno no sabe idiomas es un hecho que no admite mucha discusión: no hay más cera que la que arde y. como bien dijo Anasagasti cuando se le reprochó que no hablase en vascuence, loro viejo no aprende idiomas. Ese balbuceo extraño, bueno, no, hombre no, vamos a hacer, venga…viene a ser algo muy parecido al glorioso parece que llueve, especie de chiste con el que nuestro hombre despachó al periodista que le pedía su opinión sobre el fallo de Estrasburgo  que tumbaba la doctrina Parot. La indolencia de un país reflejada en su presidente. Todo muy elocuente. Tanto que no precisa traducción.

jueves, 9 de marzo de 2017

El núcleo duro



De esta fotografía-el núcleo duro de Europa, según los medios más serviles-no se sabe muy qué llama más la atención: si la mujer de rojo sonriendo en todo su esplendor decadente, si el gesticulante francés en plan Dúo Sacapuntas-cómo estaba la plaza-,si el de la derecha, que aseguran es italiano y escucha con deleite, o el señor de la izquierda, que tiene ese aire del que acaba de llegar a una reunión y pega la oreja por si pilla algo, y acaba echando una mueca extraña, que nadie sabe interpretar pero que sirve para no mojarse en exceso, aunque por no llevar la contraria, es su talante, seguro que acaba riendo como los demás.

Mientras la vieja y decadente Europa avanza imparable hacia un destino no precisamente gozoso, los burócratas que la gestionan, incluido el señor de Pontevedra, o Santiago, que pasaba siempre por allí, se reúnen con la pompa habitual y siguen tocando su insulsa melodía, tal que aquellos músicos del Titanic, como si el hundimiento de la nave no fuese con ellos. O sí: en realidad, y bien mirado, la cosa no van con ellos sino con sus millones de súbditos. Europa era esto: un cuadro absurdo con figurantes anodinos. Aunque risueños.

lunes, 6 de marzo de 2017

Herencias y legados



Anda el personal revuelto con la excesiva tributación con la que algunas regiones castigan a las herencias, entre otras razones, y de forma somera, por considerar que sobre los bienes que se pueden heredar, especialmente si son inmuebles, ya que se tributa durante años y por diferentes conceptos. Así que algunos han decidido movilizarse para acabar con tamaña injusticia, lo que ha generado el entusiasmo de los más liberales al rememorar tiempos pasados y gloriosos, aquéllos en los que una revolución de calado principiaba con una revuelta contra el fisco. Por soñar que no quede, eso es algo que por el momento no tributa aunque genera cierta melancolía.

No pueden ignorar los indignados que se lanzan a la calle que la clave está en la Constitución, ese árbol que da frutos generalmente podridos, y su declaración programática, pero muy efectiva, de la función social de la propiedad y la herencia. Añádase a ello la organización territorial del Estado, con un chorro de entes públicos que necesitan financiarse para atender su propio bienestar, porque qué es el Estado del Bienestar sino el Bienestar del Estado. Y no olviden los indignados que ningún partido político-otra pata más del mismo banco-propugna la desaparición del impuesto de sucesiones, ni de ningún otro, en verdad, lo que abunda aún más en aquella definición que Reagan nos dejó sobre el contribuyente, que es una persona que trabaja para el gobierno pero sin haber hecho oposiciones. ¿Y el gobierno? Pues unos señores que sí opositaron, como también lo hicieron sus padres: todo un legado libre de impuestos, de ahí su amor por la burocracia y la fiscalidad.

jueves, 2 de marzo de 2017

El autobús



Ese genio llamado Tom Wolfe nos dejó un libro desternillante como pocos, Ponche de ácido lisérgico, cuya lectura recomiendo vivamente. En la obra se narran las aventuras estupefacientes-el mítico LSD-de un grupo de chalados, Los Alegres Bromistas, capitaneados por Ken Kesey, auto de Alguien voló sobre el nido del cuco, que recorren Estados Unidos de costa a costa sobre el Further, un autobús escolar pintado con llamativos colores que usan para difundir el espíritu del ácido, lo que les acarrea una persecución implacable por parte de las autoridades norteamericanas: la típica historia de rebeldía, la del transgresor contra el conservador.

Salvando las distancias, pero con el mismo espíritu transgresor, ese autobús que divulga lo evidente, lo que entre las piernas tienen los niños y las niñas, y la reacción de las autoridades en su afán por perseguir lo que sólo ellas interpretan como odio, recuerdan al Further de Ken Kesey y su grupo de amigos. Una historia, la del autobús naranja de Hazte Oír y las histéricas reacciones suscitadas, auténticamente estupefaciente, como el ácido lisérgico, que nos hace ver cosas que nunca se hubieran imaginado. Es el signo de unos tiempos alucinantes.

martes, 28 de febrero de 2017

Línea de defensa



Que las redes sociales son un avispero salta a la vista y no es necesario extenderse mucho en ello: constantes son los procedimientos judiciales que se incoan por injurias, calumnias, enaltecimiento del terrorismo y otros tipos penales variados por opiniones lanzadas en la red. Hace poco una tuitera fue empapelada por alegrarse-manda narices que lo haga ahora con lo que ha llovido desde aquel 73-del asesinato de Carrero Blanco. Como no podía sert de otra manera, la señora era esperada con los brazos abiertos en la Audiencia Nacional, pero su juicio se ha suspendido, siendo el motivo una más que complicada relación abogado-cliente.

No se puede elegir letrado de oficio, pues como un hijo, te toca lo que la suerte quiere: guapo o feo, listo o tonto. Es como la ruleta de un casino y la bolita caprichosa. Y así, a la tuitera montaraz le tocó un abogado que admiraba al almirante y que planeaba una línea de defensa basada en el trastorno mental de su clienta. Y en verdad no es mala estrategia: mejor apelar a la indulgencia-miren, señorías, qué necia es la pobre-que al sentido del humor-qué graciosilla, verdad-de los ropones que han de juzgarla. Porque, a fin de cuentas, el sarcasmo más cruel con el magnicidio de Carrero ya quedó agotado con el mismísimo Franco, quien no tuvo reparo, tras conocer la noticia, en afirmar aquello de no hay mal que por bien no venga.

domingo, 26 de febrero de 2017

De la violencia doméstica



No es posible mantener a las mujeres dentro de los límites de la razón excepto a través del miedo; en el matrimonio, sin embargo, es preciso mantenerlas a raya, pues uno tiene que compartir con ellas lo mejor de sí; de ahí que se pierda en placer de la relación amorosa lo que se gana en autoridad. Eso explica que la mitad de todos los asesinatos que se cometen en Inglaterra ocurran entre cónyuges.

Arthur Schopenhauer, El arte de conocerse a sí mismo.

jueves, 23 de febrero de 2017

Todos los días, uno tras otro



¿Cómo está la botella, medio llena o medio vacía? ¿Es usted pesimista y ve nubes que tapan al sol o, por contra, es usted un optimista que siempre ve al sol intentando abrirse paso entre los nubarrones? Depende, diría el gallego escéptico, y valga la redundancia ¿Ha sido pésima la instrucción del juez Castro en el  Caso Nóos cuando los dos principales acusados han sido condenados a penas severas? La intelligentsia del putrefacto Régimen opina que sí, que el juez ha fracasado estrepitosamente, quizá porque otros jueces no han condenado a la Infanta de España, tal y como solicitaba, no el instructor, que como no podía ser de otra manera sólo veía indicios racionales de criminalidad en su contra, sino tres señoras jueces que así lo han considerado tras un juicio con todas las garantías. Ya vendrá el Supremo con la resolución definitiva, si nadie ajeno al proceso lo remedia.

Salvado lo anterior, que no es más que retórica procesal que aburre hasta la saciedad, sólo queda glosar, pasados unos días tras el parto de la burra, el éxtasis de tertulianos, paniaguados y turiferarios del 78, quienes a estas alturas todavía andarán salivando con un fallo-oxímoron-que para ellos y ellas es un triunfo. Entre esta tropa, y por aquello de seleccionar un poquito, que lo bueno siempre ha de ser breve, me quedo con el ínclito Ignacio Camacho, el mismo del ABC, la Cope y terminales asociadas. Se pregunta el tal Camacho, Ignacio, sobre la responsabilidad que tiene un juez que instruye durante siete años un sumario-en verdad, Camacho, no era un sumario, pero eso todavía no lo sabes ni ya nuca lo sabrás-cuyas conclusiones resultan severísimamente revocadas por el Tribunal encargado de juzgarlo?

Sobre la revocación severísima nos remitimos a lo dicho antes sobre la botella medio llena o medio vacía. Sólo añadir un dato anecdótico pero que no es baladí: el melifluo Camacho lleva años escribiendo una columna diaria en ABC, los 365 días preceptivos. Ustedes me dirán, y con razón, que tal afirmación no es cierta del todo, pues hay unos pocos días en los que por fortuna no hay prensa, pero ello es indiferente para el melifluo Camacho, pues él escribe su columna y se la manda por correo electrónico al que tenga guardia en el diario, Navidad, Año Nuevo y alguno más que ya no recuerdo: es la tradición de Ignacio. Y uno se pregunta sobre la responsabilidad que tiene un plumilla que escribe todos los días, año tras año, una columna cuya inconsistencia, indocumentación e inanidad es revocada una y otra vez por la tozudez de los hechos? Pues como todo, depende, de la indulgencia del lector y del caso que se le preste al tipo.

martes, 21 de febrero de 2017

España invertebrada



Como decía Camus, la estupidez insiste siempre, una y otra vez, de ahí que Pedro Sánchez vuelva por sus fueros-y nunca mejor dicho-con lo de España como nación de naciones. Modificar el artículo 2 de la Constitución en un sentido que sólo él sabe pero que en la práctica se traduce-vuelta a la casilla de salida-en que Cataluña es una nación. Conclusión que matiza la plurinacionalidad con la que el socialista se llena la boca para dejarla en binacionalidad: España y Cataluña, pues el País Vasco son territorios históricos y Navarra, como lo fue el campo de Osasuna, un Reyno. El resto quedan como estaban, al fin y al cabo, y una vez muerta Castilla, nunca aspiraron a otra cosa que el acomodo en el presupuesto.

Casi un siglo después de la publicación de España invertebrada, Sánchez insiste, aunque para agravarlos, en los males que diagnosticó Ortega, dejando más latente y atinado que nunca el lamento del filósofo: hoy no hay hombres en España. Cierto: sólo hay estúpidos.

domingo, 19 de febrero de 2017

Fundamentos jurídicos...y algo más



Hace unos días me notificaron una sentencia de violencia doméstica-de género, según el torpe legislador-que absolvía a mi cliente de un delito de maltrato habitual en el ámbito familiar, y lo hacía por falta de pruebas suficientes para condenar. Básicamente, es la historia de casi siempre: mujer que denuncia a su marido, que además ante el juez instructor da detalles-si bien con poca claridad y con numerosas contradicciones-sobre unas presuntas agresiones y que, llegado el juicio, se acoge  a su derecho a no declarar contra su cónyuge. Sin más pruebas directas desplegadas en el juicio, el juez está obligado a absolver. Insisto, algo muy habitual, pero también ajustado a derecho.

La peculiaridad de este caso reside en que la juzgadora, tras citar la doctrina constitucional sobre la presunción de inocencia, dedica un párrafo a echar una bronca monumental a la denunciante por no haber sostenido la acusación y no haber declarado contra el esposo, recordándole que la sociedad está plenamente concienciada contra esa lacra que es la violencia machista, lo que se traduce en que no había sido valiente una vez dado el primer paso, para acabar diciéndole a las claras que hubiese condenado al marido si ella hubiese declarado. No es algo habitual, es la primera vez que lo veo, porque el resto de jueces no entran en esas valoraciones personales que atentan contra la libertad de las personas y el ejercicio de derechos. No se declara, porque no se desea, y punto.

Mientras leía esa fundamentación jurídica me acordaba de una sentencia que absolvió a Otegui porque la fiscalía de la Audiencia Nacional no acusó: eran los tiempos de la negociación con la ETA y el batasuno era, según Zapatero, un hombre de paz. La Sala vino a decir que no condenaba porque no podía-en base al principio acusatorio-pero qué ganas tenía, qué ganas de empapelar al proetarra. Ya puestos, y para rematar la faena en el caso de mi cliente, en la parte dispositiva de la sentencia Su Señoría debería haber dicho Fallo que debo absolver y absuelvo porque no tengo más remedio al hideputa Don Tal. No lo descarten en un futuro: hoy vemos cosas que ayer parecían impensables. Paciencia y barajar, como en el naipe.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Freak institucional



Hay noticias cuyo tratamiento por los medios de comunicación provoca un estupor inicial que suele desembocar en una sensación muy parecida a la hilaridad más incontenible: creen los plumillas haber descubierto la pólvora y olvidan que llevamos años instalados en el mayor de los desmadres, a la vez que soslayan una máxima-la realidad siempre supera a la ficción-que por estos pagos es un dogma sagrado. Viene esto a cuenta del nuevo presidente del parlamento balear, un tipo extravagante en el que muchos creen haber encontrado una mina. Y es cierto que el tipo, un friki de manual en una alta institución, da mucho juego, pero no es ninguna novedad en el páramo, ningún precursor en el erial. Inculto, poco trabajado, antiespañol, republicano, rencoroso...¿Y? ¿Recuerdan a Patxi López? Flaca memoria. Lo dicho, nada nuevo bajo el sol.

lunes, 13 de febrero de 2017

Concilios y cónclaves



Es evidente que hay más democracia, pluralismo y rivalidad en un congreso de Podemos que en uno del Partido Popular. Rajoy arrasa con la misma facilidad que lo hacían Fraga y Aznar, sin bajar del autobús, se da un baño de masas y vuelve a su guarida hasta el próximo día de la marmota. Del concilio a la búlgara quizá lo más destacable haya sido la anécdota del insípido Maillo, quien se enfadó con un compromisario que le exigía que se hiciese constar en el preámbulo de los Estatutos que el Partido no era socialdemócrata: ¡me ofende!, negó por tres veces el gerifalte, no lo somos ni lo seremos. Pero por si acaso no lo ponemos, no sea que hagamos el ridículo. Aunque nada le costaba haber dejado satisfecho al compromisario y ponerlo, a fin de cuentas los preámbulos, como el de la Constitución, carecen de eficacia jurídica, si bien Maillo lo desconoce.


En cuanto a lo de Podemos, se cumplieron los pronósticos y el líder Pablo salió airoso del cónclave, lo que en una iglesia como la comunista se traduce en que se ajustarán cuentas y se harán autocríticas en cabeza ajena. Eso, y algo más doméstico: que el tío de la silla supersónica seguirá sin dar palo al agua y viviendo del momio, que para eso vino a España. Mas no desesperen los críticos y tengan paciencia los derrotados: necesitarán unos cuantos congresos más, como aquel mítico veinte del PCUS, para que se condene el culto a la personalidad. Eso, y que el líder haya muerto. 

miércoles, 8 de febrero de 2017

La leyes de la herencia



Como bien nos dice la Constitución, que sólo rige para los contribuyentes y otra clase de parias, el Estado reconoce la propiedad privada y la herencia, pero, ojo, más adelante ya sentencia que la función social de estos derechos delimitará su contenido, de acuerdo con las leyes: magro consuelo el de la ley dirá el profano mientras ya se tienta el bolsillo. Curiosamente, y a renglón seguido en el mismo artículo, ya se habla de la expropiación forzosa: tanta concentración de intervención estatal y de desgracia para el ciudadano no se veía desde aquel tristemente célebre artículo 58 del Código Penal soviético.

En el fondo, lo que subyace en todo este despropósito, unido a la demencial legislación tributaria, es el viejo mantra comunista que nos dice que la propiedad es un robo. Y a eso va el recaudador tributario, a robar al propietario para poner las cosas en su sitio y retornar los bienes al Estado, esencia de la socialdemocracia que nos garantiza, según ellos, el bienestar. Es el caso de esa mujer andaluza que acabará en el arroyo por la función social de la herencia de su difunto esposo. La presidenta de su región pide armonizar este latrocinio entre los diferentes taifas, pero no su desaparición, faltaría más. Que todos paguen como los andaluces, o casi. Si no, que todo siga igual, que para eso la misma Constitución, en su Título VIII, garantiza la desigualdad entre los españoles.

sábado, 4 de febrero de 2017

Blanquerna



Tal vez sea casualidad, no caigamos en la conspiranoia y ser acusados de realistas, pero no deja de ser curioso que coincidiendo, o casi, con la sentencia del caso Blanquerna, dura lex, sea ahora laGeneralitat la que conceda el premio que lleva el mismo nombre al Marqués Del Bosque, Don Vicente para los amigos. ¿La razón? Recompensa, básicamente, a la promoción de Cataluña en la pérfida y árida Meseta. Si se indaga un poco más, es un reconocimiento al talante del Marqués, que siempre ha sido favorable al diálogo y la concordia entre Cataluña y España, todo lo contrario que los vándalos que entraron en la librería con gritos y empujones.

Frente al odio de los ultras, el buen rollo del seleccionador del combinado autonómico, la Roja para el vulgo y los medios, que ya se posicionó en su día a favor del derecho a decidir de Cataluña, lógicamente, en solitario, sin contar para nada con la opinión de su Salamanca natal: como es de ver, sui generis interpretación de la soberanía nacional-dónde reside, Don Vicente- la que nos brinda este Carl Schmitt en chándal. Glorioso final para el empalagoso tiqui-taca personalizado en su arquitecto, que de esta guisa recibe el galardón más merecido, el del peloteo.  

jueves, 2 de febrero de 2017

DEFCON 3



Dónde irá el buey que no are, o qué boda sin la tía Juana; entre los muchos odios que suscita Donald Trump, hablamos de España y soslayamos a la puta y vieja Europa, faltaba uno de los más previsibles, y ha tardado bastante, de ahí que muchos ya diésemos por hecho que un organismo de lo más estúpido y repugnante de este páramo indecente hubiese sido disuelto por el legislador y no tuviésemos noticia de ello.

El Consejo General de la Abogacía Española critica- si solo fuese eso sería hasta razonable-y rechaza-ahí nos metemos en un lodazal-una medida legislativa que adopta el presidente USA en el ejercicio de sus funciones. Nada nuevo bajo el sol. A la vista de ello, y una vez se tenga conocimiento de la condena por el censurado, es posible que la autoridad competente, militar y norteamericana, por supuesto, decrete que se pasa a DEFCON 3. Como en 1962 con la crisis de los misiles. Atenta la guardia.

miércoles, 1 de febrero de 2017

De la conllevancia



Es evidente que con el asunto catalán son pocos los que ya permanecen cuerdos. Algunos, como el juez suspendido Santiago Vidal, ya apuntaban maneras de su extravagancia cuando ejercían uno de esos poderes del Estado que tan poco lustre tienen; otros, u otras, como la tal Arrimadas, se suben ahora al carro de los que abogan por soluciones políticas a la cuestión que nos ocupa, lo que la hermana, sin duda, con los propios secesionistas, para los que la ley y su aplicación no son más que una especie de fascismo, o feixisme en vernáculo.

Hace unos pocos días, Arcadi Espada, que siempre ha sido un verso suelto, firmaba un artículo llamado Brexiters en el que largaba esta perla en la que no parece, salvo mejor criterio, flotar mucho la ironía ni el doble sentido:

El Tribunal Supremo británico ha sentenciado que la instancia que en su momento (1972) autorizó la entrada del Reino Unido en la Comunidad Europea es la única que puede autorizar su salida. Es una sentencia de amplio espectro. Podría leerla con atención, por ejemplo, el presidente de la Generalidad de Cataluña. Tal vez le ayudara a entender que en 1978, con la aprobación de la Constitución, no fueron los catalanes los que decidieron que iban a formar parte de España sino que fue el conjunto de los españoles el que decidió que Cataluña era parte de España.

Parece que la unión entre España y Cataluña se decidió, o al menos se validó con toda la pompa, el 6 de diciembre de 1978 con la aprobación de la Constitución. Nada de eso había antes, puede deducirse, pues se decidió así por el conjunto de españoles, ex novo, como se constituye una sociedad mercantil. Cuando menos desfortunado: vamos, que si no se hubiese aprobado ese texto-que para Espada parece fundacional de algo más que un régimen político-Cataluña hubiese quedado en un limbo en lo que se refiere a su relación con España como Nación y Estado. Cientos de años de Historia común a esparragar. Ya decía Ortega que había que conllevar el problema catalán como buenamente se pudiese, más bien con resignación. Será cierto, pero lo mejor será tomarlo, tanto lo que viene de unos como de otros, con humor.

lunes, 30 de enero de 2017

Unos cuantos libros



El otro día Jimenez Losantos tuvo uno de esos momentos brillantes, divertidos, y ello para dar una lección de Historia al concejal madrileño Sánchez Mato, quien poco antes había afirmado que en la hermosa Revolución Rusa sólo murieron cinco personas. Van ahí unos cuantos libros imprescindibles para valorar la grandiosa obra del comunismo. En mi caso, la mayoría ya eran conocidos, y fueron leídos con deleite en su día, pero alguno nuevo descubrí, hallazgo que habrá que despachar en cuanto se pueda. Espero que les sea de utilidad y pasen un buen rato. La risa está garantizada. 

jueves, 26 de enero de 2017

El principio de Hanlon



Uno se alegra de la victoria de Trump por esa lacra que es lo puramente doméstico, soslayando los intereses de los norteamericanos o la paz del mundo mundial, memeces que no interesan lo más mínimo a todos aquellos que chapoteamos en el siempre gozoso fango del pesimismo antropológico. Las úlceras que la nueva presidencia norteamericana provoca en políticos y tertulianos españoles son, como diría el tonto emérito, motivo de honda satisfacción, gozo irrefrenable en este páramo cultural todavía llamado España.

Una de esas últimas vomitonas de bilis nos la ofrece González Pons, un tipo que al igual que los Reyes Magos trabaja una vez al año y es mentira. Nos cuenta Pons que Trump es el Jesús Gil de Estados Unidos, un peligro para Europa, un demonio que solo ansía levantar muros contra la globalización y una mala noticia para los demócratas del mundo. No merece la cosa el menor análisis, pues con Pons se cumple el principio de Hanlon, que nos dice que no debe atribuirse a la maldad aquello que puede ser explicado por la estupidez. Jesús Gil, menos tonto de lo que muchos creían, habría dicho del eurodiputado que es un estúpido ostentóreo.

martes, 24 de enero de 2017

Por el artículo 58



Contaba Aleksandr Solzhenitsyn en Archipiélago Gulag la anécdota del prisionero recién llegado al campo al que sus compañeros de barracón preguntaban cuánto le había caído, a lo que el hombre apesadumbrado respondía que veinte años. ¿Y qué has hecho?, insistían los veteranos. Nada, respondía el otro. Mientes, por no hacer nada te caen sólo diez años. El humor negro demuestra a las claras lo que era el célebre artículo 58 del Código Penal soviético, un cajón de sastre para acabar con los enemigos del sistema con un exceso de retórica a la hora de tipificar la disidencia y una mínima liturgia para cubrir el expediente.

Recuerdo ahora ese pasaje de la obra al ver cómo el Tribunal Supremo aumenta las penas-hasta cuatro años de prisión-a los que entraron con malos modos en la librería Blanquerna de Madrid. Entienden los excelentísimos señores que la actuación de los asaltantes estuvo presidida por el odio ideológico, otro cajón de sastre para dar trabajo a los ropones y pienso a los tertulianos. Imagino a los que entren en prisión por esos hechos respondiendo al cuestionario de los veteranos: ¿cuánto te ha caído? Cuatro años; ¿y qué has hecho? Nada, entrar en un acto, dar cuatro voces y un par de empujones.  Pero lo hiciste con odio. Por eso estás aquí, para reeducarte. Como en el Archipiélago.