TWITTER

martes, 23 de julio de 2019

El populacho soberano




España es un pobre país, un inválido que ha sido tomado, saqueado por la chusma más indecente, y como el Congreso de los Diputado es la sede de la soberanía nacional, o popular, allí se concentra esa calamidad para recibir el tratamiento de señorías.

Sube a la tribuna un diputado separatista y comunista y hace chistes sobre VOX y las pistolas, justo después de haber hablado, y poner como modelo de no se sabe bien qué, de un tal Indalecio Prieto, un socialista que tenía unos escoltas un poco descontrolados, tanto que no tuvieron reparo en asesinar a Calvo Sotelo, pistoletazo de salida de una guerra que ya no podía demorarse ni un segundo más. Y luego que si Abascal se pasa mucho hablando del frente popular para definir a lo que tenemos enfrente. Y el pueblo, el bueno, sin poder portar armas.

miércoles, 17 de julio de 2019

Una de espías




No suele el verano traer muchas noticias interesantes, así que eso de que el autor intelectual de los atentados de Barcelona trabajase para el CNI tiene, caso de confirmarse, su miga. Tampoco sería nada nuevo, que ya contamos con el precedente del 11-M, donde todos los autores materiales, eso dice la versión oficial, estuvieron controlados hasta que se fueron, o los mandaron, al otro barrio, que era un piso en Leganés con piscina comunitaria.

Ya piden algunos que comparezca Marlaska, que no se sabe muy bien qué tiene que ver con el espionaje de este tipo, siendo lo suyo otras verdulerías; mientras, el director de los agentes inteligentes anda en funciones en este trance de desgobierno, así que nadie sabe ni contesta y todo el mundo quiere vacaciones y paga del 18 de julio. Hasta el padre de aquel niño atropellado en las Ramblas, el mismo que se abrazaba al imán de su pueblo porque tenía necesidad de dar cariño a un musulmán, pide explicaciones, y tiene toda la razón del mundo, que aquí el que no pide es el que paga impuestos. Se presume, caso de hallarse un responsable, que también habrá abrazo de reconciliación.  Seguiremos informando.

jueves, 11 de julio de 2019

Piromanía




Siguiendo con la encerrona sufrida por Ciudadanos en el aquelarre gayesco, recuerda mucho la cosa a la anécdota del Régimen franquista y su reivindicación de Gibraltar, cuando al ofrecimiento de Serrano Suñer para mandar más policías que custodiasen la embajada británica, asediada por jóvenes manifestantes, el embajador británico respondió con resignación que se conformaba con que le mandase menos estudiantes. Si lo de Marlaska con los naranjitos no es Fahrenheit 451, mucho se parece.

Es el tributo a pagar por tener un ministro activista, y nada más que del Interior. Aunque lo más divertido es ver ahora a mucha gente poner el grito en el cielo y mostrar su decepción porque se les cae un mito, un héroe. Quia: el que considere a Marlaska un héroe de la lucha antiterrorista no ha visto a un guardia civil sacar a Ortega Lara de un agujero de mierda. Abaníquese el personal, que hace calor.