TWITTER

viernes, 25 de noviembre de 2011

Nuestra historia de la infamia


Libertad Digital, basándose en el libro Vidas rotas, rinde diario homenaje al casi millar de víctimas que el terrorismo etarra ha dejado en el camino. Ahora que gracias al apoyo de políticos y ropones la banda se dispone a calentar la siempre bien retribuida bancada del congreso, bueno es recordar a las víctimas y sus allegados, no dejar que esta crónica de la infamia caiga en el olvido devorada por el siempre implacable paso del tiempo, y evitar, en fin, que impere la equidistancia en una guerra que nunca fue tal.

Todas las historias-la muerte apenas distingue-son igual de dramáticas y descarnadas, pero por alguno de sus aspectos o especiales circunstancias unas impactan más que otras: la del policía nacional Mohamed Ahmed Abderrahman es una de ellas. ¿Qué es más repugnante, la hijoputez del criminal que pone la bomba o el desprecio del funcionario que mete de cualquier manera a la familia de un servidor del orden asesinado, junto con su féretro, en un avión destartalado? Leyendo muchas de estas historias, y a veces cuesta hacerlo del tirón porque hay que pararse a tomar aire, y descubriendo la soledad de las víctimas, bien se entienden los insultos y escupitajos que recibían las autoridades políticas en aquellos tensos funerales de los años de plomo. Ha pasado mucho tiempo y algunas cosas han cambiado, pero si al final este monarca lisiado llega a recibir al cabecilla de los desaliñados recogenueces, cómo se relamen los fotógrafos, más de uno pensará que algo permanece inalterable: el escarnio.

4 comentarios:

Señor Ogro. dijo...

El estado de derecho se ha agachado ante los etarras por una sola razon: porque tenemos a uno de los dos principales partidos del pais metido de lleno en la destrucción de España.

Y eso viene de una concepcion antidemocratica del socialismo, que a su vez viene de lejos.

En eso se sustenta la infamia, y muchos tienen la culpa, porque pese a todo, casi 7 millones de habitantes han apoyado de nuevo al socialismo: es tremendo.

Reinhard dijo...

Sobre esa concepción del socialismo, era excelente el obituario que ayer dedicaba Martín Prieto a Javier Pradera, donde decía que este icono de la intelectualidad progre se había abonado a la subnormalidad (sic)de que sólo podía gobernar la izquierda.

Así vamos, lo que avala un hecho incuestionable: en este país hay más de siete millones de subnormales.

Fuga dijo...

¿7?
Yo no exculparía a los que votaron repetidamente al borderline adolescente dos veces.
No votar a Rubalcaba no les redime.

C S Peinado dijo...

Tenemso el sistema que nos merecemos, ni más ni menos, por cuanto el pueblo está aborregado y sólo se levanta para gilipolleces tipo quince m. Por lo demás lo que hay que hacer es reivindicar, ahora y siempre la memoria de los asesinados, vilipendiados y oprimidos por un Sistema Corrupto que coloca a los verdugos ocupando el puesto de los representantes del pueblo y a las victimas en la bancada del juzgado.

Penoso, fuerza y dignidad.

UN saludazo.