TWITTER

domingo, 6 de febrero de 2011

Pedagogía




Resulta que la delegación del gobierno en Cataluña ha prohibido el homenaje que una organización político-cultural pensaba rendir a 120 soldados catalanes que murieron en la localidad de La Gleva en el año 1.714, una más de las batallas de la Guerra de Sucesión Española. El motivo: que no es una fiesta tradicional catalana reconocida.

Al margen del carácter nacionalista que tendría un acto pirotécnico, disparar salvas de trabuco, se equivoca la autoridad gubernativa al prohibir el evento, o carece de manga ancha, mano izquierda y conocimientos históricos, pues frente al retorcimiento y manipulación de la historia por parte de los de siempre debe hacerse todo lo contrario: promocionar por todo lo alto la fiesta y aprovechar para ejercer una sencilla pedagogía que a más de un pardillo dejaría boquiabierto. Así, nada más adecuado y culto que acompañar la pertinente autorización administrativa con la arenga que a las tropas sitiadas dirigió Rafael-de-Casanova aquel 11 de septiembre de 1.714:

Señores, hijos y hermanos: hoy es el día que se han de acordar del valor y gloriosas acciones que en todos tiempos ha ejecutado nuestra nación. No diga la malicia o la envidia que no somos dignas de ser catalanes y hijos legítimos de nuestros mayores. Por nosotros y por la nación española peleamos. Hoy es el día de morir o vencer. Y no será la primera vez que con gloria inmortal fuera poblada de nuevo esta ciudad defendiendo su rey, la fe de su religión y sus privilegios.

6 comentarios:

Merlinjoy dijo...

Por eso mismo lo prohíben, porque les recuerda a la nación a la que pertenecen y que desean con todas sus fuerzas olvidar, aunque saben que es imposible.

Esta gente son hipócritas(entre otros calificativos)

Chippewa dijo...

.

Es curioso cómo los catalanes que han protagonizado heroícos hechos de armas, lo han hecho por España.

Por Cataluña, por Cataluña, a lo más que se ha llegado es a envolverse en la bandera cuatribarrada para que no te empapelen por desfalcar a la Banca Catalana.

.

Reinhard dijo...

No hay que olvidar que la delegación del gobierno está en manos de gente del Psc, partido que hace ya mucho se subió al carro nacionalista.

El tres por ciento, quizá sea ya un cuatro o un cinco, es el auténtico hecho diferencial, o de armas actuales.

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX dijo...

Acabo de descubrir tu blog a través del blog de Javier Tellagorri. Yo tengo un blog histórico dedicado al reinado de Carlos II al que obviamente estás invitado. El pasado 11 de septiembre dediqué una entrada a la verdad histórica de la "Diada", quizás te interese: http://reinadodecarlosii.blogspot.com/2010/09/la-diada-o-la-gran-mentira-del.html

Un saludo.

Javier Tellagorri dijo...

La causa es la que apunta Merlinjoy. Y prefieren seguir, los sociatas, haciendo creer a la gente que lo que se han inventado los payasos nacionalistas es lo bueno y real.

Tampoco saben los catalanes, por culpa de los catalufos tergiversadores, que el Rafael Casanova era un cuentista-teatrero pues hizo que apareciera como muerto en combate en aquella semi-rebelión de la Diada, y ni siquiera tuvo un roce con una gota de sangre. Se escondió y vivió 30 años más opiparamente haciendo creer a su gente que lo habían matado "en combate".

Reinhard dijo...

Voy a echar un vistazo, Carolvus.


Tellagorri, Casanova es el típico político que arenga a las tropas desde la distancia, y que acabó viviendo como un pensionado/abogado de Felipe V. Si hay que buscar un héroe en esa batalla, sería este Antonio de Villarroel, que lucho hasta ser gravemente herido y pagar con años de presidio. La historiografía nacionalista catalana se ha limitado a darle una calle en Barcelona, quizá porque era de ascendencia gallega.