TWITTER

sábado, 29 de enero de 2011

Avance informativo



Cual si fuere un atribulado Arias Navarro, escucho al ministro del ramo, sindicalista vertical con muchos trienios, lamentarse:

-Expañoles... el sistema de pensiones del Caudillo...ha muerto.


7 comentarios:

Chippewa dijo...

.

Ya te digo. Aquel sistema estaba basado en la honradez de una nación ordenada, en la que podíamos ser pobres, pero muy limpios.

El sistema ha quebrado, básicamente, por la deslealtad, mala fe, mangoneo y estupidez de las fuerzas políticas, sociales y culturales que han ido a saquear lo suyo con absolúto desprecio al bien común. A ver a quien le echa la culpa El País. -Cosa que ya a nadie importa-.

.

Reinhard dijo...

Aquel sistema, Don Chippewa, era la consagración de lo social, y de ahí que Paco fuera el primer socialdemócrata español.

F.J.eugenio dijo...

Desde el Blog de Tellagorri, del que soy asiduo, accedo a este muy interesante blog del que ya me hago seguidor.
El bigotito fascistoide del ministro de la cosa sindical hace presagiar los mas oscuros pronósticos.
Al menos Solís Ruiz era la sonrisa del régimen, éste más parece un pájaro de mal agüero.

Reinhard dijo...

Este ministro ha pasado de las barricadas al despacho y coche oficial sin solución de continuidad, y todo para pasar a la historia como un dinamitador de derechos adquiridos y consolidados.

Merlinjoy dijo...

El sistema ha muerto para todos menos para ellos que se siguen manteniendo los privilegios a nuestra cuenta.

Con esas actuaciones se califican ellos mismos.

Saludos

P.D. cual es el e-mail del administrador? me gustaría comentarle algo y no lo encuentro, si puede que me escriba al mio.
Gracias.

José Antonio del Pozo dijo...

Valeriano (de la huelga general al Pensionazo en meses dos) tiene algo de Puigcorbé con bigote y hombros caídos. Imitémosle: ¡ojalá se hundan! (los zetapeicos, digo).

tolerancio dijo...

El diseño consta de dos fases:

-retraso en la edad de jubilación y merma de las pensiones, y

-nuevas promociones de celadores como el del geriátrico de Olot

Balance: saneamiento de las cuentas públicas para nuevas subvenciones, prebendas y embajadillas.