TWITTER

lunes, 4 de abril de 2016

El precio del pescado



El flamante académico Azúa lo tiene claro, y así lo dice: Adau Colau debería estar vendiendo pescado en lugar de ser la alcaldesa de Barcelona. No hace mucho un concejal del PP decía que la misma señora debería dedicarse a fregar suelos: va la cosa de oficios alternativos a la política. Lógicamente, Colau ha replicado que ese voluntarismo-inútil, todo sea dicho-de Azúa es una demostración de machismo y que vender pescado es algo muy digno, de ahí que no haya tardado mucho en hacerse una fotografía con unas pescaderas de la ciudad, para de esta forma decir, sí, yo también soy pescadera, como cuando presidía una plataforma de afectados por la hipoteca y vivía de alquiler, sin saber cuánto pesa y cuánta dura tamaña carga sobre los hombros del hipotecado. Pregunten a la señora el precio de la merluza y tendrán garantizado un disparate: ella es así, y por eso es votada.

En verdad, a don Félix, un tipo pedante al que nunca se le entiende un artículo, le molesta que Colau no forme parte de una élite intelectual, la suya propia, que debería regir los destinos y desatinos de un páramo como éste, pero es lo que tiene el sistema y su axioma: un hombre, o una mujer, un voto. Pero el tipo no tiene mucho ingenio, pues de haberlo tenido haría dicho que Colau debería ser mantera, que es una actividad ilegal que ella patrocina con su pasividad, y vender bolsos apócrifos por los andenes del Metro a grito pelado, como se vende el pescado. Pero entonces, siendo negros los vendedores, habría sido acusado de racista, algo poco estético, muy oscuro. Así que mejor quedarnos con el tópico, que siempre sale más barato y que todo el mundo entiende.

6 comentarios:

tolerancio dijo...


completamente de acuerdo... félix de azúa, que sus méritos tiene desde el momento en que es señalado por los malos como un "colaboracionista", ha metido la pata tontamente... pues ni que decir tiene que si la colau vendiera pescado en una parada del mercado, ayudada por su asesora, la chica de las perfomances meonas, la reina del pising, yopasaría de largo... cualquiera le compra unos chipirones o una dorada a esa tiparraca...

Fuga dijo...

tienes razón en el fondo del asunto...pero lo políticamente correcto empieza a ser una agonía.

Cagarse en la puta madre de todo dios, es un desahogo y tantos corsés terminan en carne de cañón de terapeuta.

a mí me gustaba llamar 'mongólicos' a todos los estultos con los que tropezaba y ahora me reprimo. Fruto de lo cual me ha salido un eccema.

Aitor Mento dijo...

Pues un concejal de Cs en Sitges ha dicho hoy que en esa foto hay tres pescaderas y una merluza. Ya tenemos para unos días más de ciberlinchamiento progre.

Y no, Fuga, no empieza a ser una agonía, hace ya tiempo que lo es.

Fuga dijo...

tres pescaderas y una merluza jajajaja

tolerancio dijo...


buen golpe, que lo mismo da merluza que "besuga"...

Reinhard dijo...

La corrección política nos lleva a decir que Rajoy es el hombre tranquilo.