TWITTER

lunes, 1 de octubre de 2012

Trío de ases



Cada vez que el trío de la bencina asoma el hocico en la sala de prensa tras un consejo de ministros, o reunión similar, un escalofrío recorre el cuerpo, una sensación de sobresalto parecida a la que provocaban aquellos avances informativos de televisión española de los setenta y ochenta-años de plomo-que cortaban una película o dibujos animados para anunciar, con un mapa ilustrativo, que un atentado se había producido en el Norte. Su presencia es sinónimo de malas noticias; ni siquiera, en un alarde de ingenuidad, se espera que tras ellos aparezca el jefe para anunciar que se va aplicar el tan célebre como inédito artículo 155 de la Constitución.

Ya en 2008, y antes de aquel congreso a la búlgara, Mariano decía que en un partido que se preparaba para refundarse sobre la nada no tenían cabida liberales ni conservadores, lo que era un anticipo de lo evidente: vía libre para los socialdemócratas, peronismo a cuatro años vista. Frente a la amenaza secesionista, el mensaje vacío de que lo que importa es salir del pozo económico, un mantra en el que ya sólo cree a pies juntillas el patético director de La Razón y que se traduce en medidas altamente tóxicas para la libertad y el bolsillo de una clase media liquidada.

Pero de este pozo sin fondo ya sólo se puede salir jugando a una lotería devaluada al veinte por ciento. Y es que en toda esta felonía quedaba por ver qué medida estrella guardaba celosamente este trío del mal fario, y ahí está: gravar la suerte. Ya se decía que el fondo de rescate de las autonomías saldría de Loterías del Estado, que no Lotería Nacional: tieso como la mojama dicho fondo tras las peticiones de los manirrotos, alguien debe reponerlo. Qué suerte la nuestra, que todavía podemos disfrutar del momento, como Mariano fumándose un puro en la Sexta Avenida antes de que llegue la Troika.


10 comentarios:

Señor Ogro. dijo...

De la misma forma que el PPC se confunde con CIU o que el PP-Pais Vasco se ha camuflado perfectamente durante 1 legislatura con el PSE, diríase que Rajoy se quiere camuflar como Zapatero II.

Que se fume un puro me da lo mismo; que me tomen por imbécil no.

Reinhard dijo...

El puro en Nueva York es un detalle francamente obsceno por lo que tiene de indolencia; este tipo tiene una querencia muy natural a desaparecer en los momentos más delicados.

Por contra, el trío de la bencina siempre está ahí...para alegrarnos la vida.

tolerancio dijo...


hay que combatir la obesidad, por eso el Gordo de Navidad adelgazará en las futuras ediciones del sorteo. tanto dar la lata con la dieta mediterránea...

siempre soñando con una quiniela de catorce aciertos para comprarme una casita en la montaña y resultará que será para pagarle la nómina atrasada a los funcionarios que moviliza Mas para pedir la independencia...

fuga dijo...

Y es que en toda esta felonía quedaba por ver qué medida estrella guardaba celosamente este trío del mal fario, y ahí está: gravar la suerte.

muy bueno.

algún día te contaré una anécdota tras una reunión con Montoro que todavía me dibuja una sonrisa en la cara...

Reinhard dijo...

Usted, Tolerancio, siga jugando: siempre se dijo que la lotería era una forma de contribuir al bien común. Ahora más.

Fuga, cuente, cuente: si quiere podemos hacer una entrada con la anécdota.

Aitor Mento dijo...

La evolución de España en 25 años : de los Cohiba de Felipe a los Partagás de Mariano.

Reinhard dijo...

Todos los ex fumaban puros, Don Aitor: el próximo presidente que sea Sara Montiel.

Herep dijo...

Irónico... es mejor que te toquen 2.400€ que no 2.500€.
Para que luego digan que la crisis no la pagan "los ricos"!!

Reinhard dijo...

Herep, estos tíos han mandado al Gordo de Navidad al endocrino. No hay derecho.

C.S.Peinado dijo...

Y lo que te rondaré morena. Sólo vamos dilatando lo inevitable. Empezamos vendiéndonos a Europa arrancando viñas allá por los ochenta y terminaremos entregando el alma por un rescate que certifica lo que las armas no lograron, la rendición del toro español.

Un saludazo.