TWITTER

lunes, 27 de febrero de 2012

La primavera ha venido...



...y nadie sabe cómo ha sido.

Parecía, al menos en la Europa desarrollada, que las manifestaciones de ultraizquierda habían perecido tras la caída del Muro de Berlín, quedando esta parafernalia para los inmigrantes descontentos con un estado del bienestar que nunca colmaba sus desmesuradas aspiraciones, jóvenes nacidos en esos países de acogida que hacían lo que sus padres jamás hubiesen osado. Pero la crisis ha vuelto a poner sobre la mesa esta especie de terrorismo de baja intensidad que aglutina a lo mejor de cada casa: okupas, antisistema de diferente condición, neocomunistas, extranjeros con y sin papeles...

En España, justo cuando el gobierno principia a manifestar su deseo de introducir unas mínimas reformas que arreglen el desaguisado del zapaterismo, la peña indignada se lanza a la calle con la excusa de que un colegio no tiene calefacción, sinécdoque de unos recortes en derechos que se consideran básicos e inalienables, irrenunciables por naturaleza, no sujetos a reforma ni componenda. Como la otra cara de la misma moneda, anida en estos jóvenes y presuntos estudiantes el mismo espíritu de los viejos que se manifestaban ante el Tribunal Supremo y llamaban fascistas a los ropones que juzgaban a Garzón: el rencor. 

Unos atesoran el resentimiento de aquellos que perdieron la guerra, siendo indiferente para los fines de la causa que sus progenitores fuesen paseados o no; otros, embutidos en una estética francamente guarra, simbolizan la frustración del fracaso escolar, la de esos inadaptados que, a diferencia de otros jóvenes españoles que ya lo están haciendo, no podrán emigrar a parte ninguna. Fue el alcalde París, allá por el 68, el que se reía de los estudiantes revoltosos y les escupía: ¡idiotas, sin dentro de diez años todos seréis notarios! ¿Qué será de esta plebe primaveral de los mocitos valencianos dentro de diez, quince años? Acreedores, si todavía queda algo del bienestar del Estado, de una renta mínima de inserción. Miserias patrias de la exclusión social que no dan ni para una novela.


13 comentarios:

Señor Ogro. dijo...

Uno siempre tiende a sospechar de los "líderes" de las algaradas con olor a Prestige. Máxime en el caso de estudiantes, y ya no digo nada cuando hablamos de adolescentes.

Ahora bien, yo no me esperaba el perfil batasuno del tipo en cuestión, el de la foto. No solo perfila como perroflauta, un zascandil radical de izmierdas, es que defienden métodos violentos, es que los publicita, amenaza, y aplaude con alegria a Batasuna, esto es, a ETA.

Este tipo debería estar delante de un juez, explicando sus diversas formas de apología de la violencia.

Reinhard dijo...

Repárese en la bandera independentista catalana que acompaña al sujeto; otras, idénticas, esperaban el sábado la llegada del Duque. Ante esto sólo hay una política, que es la misma que ha tumbado a la ETA: el palo y el palo

tolerancio dijo...

este chico hará carrera, no hay mas que mirarle a los ojos. parece que nos dice: ¿Habéis flipado con las tonterías de Pajín o de Bibiana Aido...? Pues eseprad a que me den cancha en el PSOE.

Reinhard dijo...

Lo mejor de su imagen, Tolerancio, es el pañuelo palestino, toda una declaración de principios que, unido a su fisonomía, aproxima al chaval a las revueltas primaverales árabes.

Herep dijo...

Reinhard,

Este es el "icono" de la "juventud mejor preparada de la Historia de España", aunque es mirarlo y, así de pasadita, apareciere el típico vendedor de biblias.

Le quitas el pañuelo y ni calcado.

Reinhard dijo...

A este tío lo he visto en la subdelegación del gobierno pidiendo papeles...para todos.

C S Peinado dijo...

Las más completas iniquidades se unen en una sóla manifestación con el único objetivo de malograr la democracia que ha elegido un partido por mayoría absoluta para que saque ésto del hoyo en que lo ha metido ese otro partido que, al fin y al cabo, está detrás de todo éste follón.

Es la teoría de la garrapata que se resiste a dejar de chupar del muerto total.

Un saludazo.

Reinhard dijo...

Es el concepto de la democracia que tiene el Psoe desde los tiempos de Iglesias, Largo Caballero, etc. Esto no ha hecho más que empezar.

Saludos.

Aitor Mento dijo...

A mí me queda la duda de si hubiera habido primavera de ésta si a Camps no le hubieran absuelto por lo de los trajes...

Un abrazo.

Reinhard dijo...

Todo está ligado, Don Aitor, y así, una condena contra Camps hubiese suavizado a estos golfetes. Aunque ojo con lo de Camps, que puede tener más juicios con la resaca del Urdanga.

Otro abrazo.

Aitor Mento dijo...

Entonces, veríamos seguramente que la inquina progre hacia el yerno del Rey sería menos que ahora. Lo mismo nos lo reconvierten en héroe, como a Baltasar.

Reinhard dijo...

Veo menos inquina contra el Urdanga que contra Camps y otros. ¿Será por el pedigrí nacionalista vasco de su familia?

Fuga dijo...

sin duda Reinhard...la pareja guapa que optó por barcelona en vez por la casposa corte. Vasco...del barça. Y pringados en el viscoso y fraternal estilo local.

Aitor, bien por verle.