TWITTER

miércoles, 29 de febrero de 2012

El triunfo de la minoría



Pocas veces se habrá visto un ejemplo más claro de lo que es una prevaricación judicial, cuando el Juez elige aquellos criterios que se compadecen con su voluntad, independientemente de su origen, razón o eficacia, para justificar con ellos el incumplimiento del mandato de la norma que verdaderamente le vincula.


Hay votos particulares de una sentencia que valen más, mucho más, que el criterio dominante que se plasma en el fallo, ese resultado final que es lo que de verdad, y no siempre para bien, pasa a la posteridad. El magistrado José Manuel Maza ha sido como esos toreros que dan lo mejor de sí ante un ganado pésimo y que deben conformarse con el aplauso sincero de un público comprensivo y entendido. Y es que la gloria y la victoria no siempre van de la mano.

8 comentarios:

Señor Ogro. dijo...

Aunque la izmierda se muestra ufana en sacarle brillo al "Garzon, inocente de prevaricacion en los juicios contra el franquismo", una lectura ligera de la sentencia hace añicos tal fantasía.

Porque para empezar, la sentencia derrumba, como con explosivos, todos los fundamentos "jurídicos" utilizados por Garzon. Deja muy claro que Garzon no dio una a derechas. Y por tanto ahí cabían dos opciones, o considerarlo un analfabeto jurídico, o considerarlo un prevaricador.

Lo han considerado analfabeto e inutil, pero como dices, el voto discrepante lo deja muy claro, el resto de la sentencia lo que implica es que hubo prevaricación.

Simplemente, no han querido condenarlo de nuevo, para evitar historias en la calle; se han rilado, y eso es muy preocupante cuando hablamos del Supremo, máximo órgano profesional en la cosa jurídica.

Eso sí, Garzon no debería presidir un juzgado nunca más, tal es su incompetencia. El único mazo que le dejaba yo es uno para tirar paredes.

Reinhard dijo...

Es evidente que la sentencia ha sido un pasteleo para calmar a la turba de Villarejo y cía, de ahí que el voto particular sea tan demoledor.

No tuvieron en el Supremo tantos miramientos para condenar a Gómez de Liaño en un asunto que también estaba muy politizado pero que en absoluto constituía un delito de prevaricación. Pero nuestra justicia es así de pastelera.

Fuga dijo...

Un juez por aquí, un periodista por allá, y así…con esas velitas se ilumina la cueva.

C S Peinado dijo...

Por lo menos y aunque sea por una vez la justicia sirve para algo más que para favorecer a los de siempre... Esperemos que cunda el ejemplo y que Marlaska, cómo ha dicho, reabra el 11m si se siguen aportando nuevas pruebas. Bermúdez ya está cagándose por la pata abajo.

Un saludazo.

Señor Ogro. dijo...

¿Te refieres a Gomez de Liaño y Federico Jimenez Losantos?

Reinhard dijo...

¿Es por Marlaska? Curioso país: un flamante presidente de la sala de lo penal de la AN acude a la televisión como si Ansón le hubiesen puesto la banda de Miss España.

Reinhard dijo...

Marlaska me merece todos los respetos, ahí queda su trayectoria, pero no espero gran cosa de la judicatura. Es mejor dejar el listón bajito, si hay hazañas, miel sobre hojuelas.

Saludos.

Fuga dijo...

Unas ocasiones son unos y otras otros Ogro.
Marlaska, o Coro Cillán, o Alaya...Gómez Liaño. Otras Pedro Jota, FJL, LdP etc.
Y otras, blogeros anónimos que fuerzan respuestas porque no se pueden ignorar sin más sus denuncias.
En cualquier caso, gente sola, muy valiente, a la que el ‘Sindicato 78’, que parasita el país, odia con vehemencia.