TWITTER

domingo, 4 de septiembre de 2016

El pueblo, la gente, la peste



Tres senadoras-gallega, catalana y vasca-se hicieron esta fotografía tras el discurso de investidura de Rajoy y la dejaron en las redes sociales, se presume que a modo de gracieta para ilustrar la alta misión que les otorga el legislador. Tras la llegada de la gente a las instituciones, nace un monstruo que todo lo desacraliza y banaliza, haciendo que nada sobreviva a un ridículo que no por esperado es menos espantoso. España es una gran nación, se harta de decir Don Mariano cada vez que mendiga un puñado de abstenciones, y en verdad lo es: una nación que paga una buena pasta a unas senadoras por cagarse en ella una y otra vez, ya desde la promesa o juramento para tomar posesión de una regalía que cuesta un ojo de la cara. Y si bien una inutilidad como el Senado merece estos castigos y otros peores, la sensación de bochorno es difícil de soportar. Pero son los tiempos que hay que vivir, los del pueblo y la gente, los de la peste.

8 comentarios:

FuGA dijo...

¿ya estamos todos?

Reinhard dijo...

Eso parece. ¿Todos bien?

Fuga dijo...

espero que sí.
nuestros viejos anfitriones han entrado en actividad sísmica....cl por cs en galícia y Pep deja la catalanidad para recalar en el centro del imperio....algo tarde ahora que Madrid compite en corrupción sistémica con andalucia, valencia o cataluña.

el universo se expande.

tolerancio dijo...


el Senado, cuna de rétores y tribunos de la peble, templo de la oratoria...

Aitor Mento dijo...

Faltaba yo.

De momento, bien, pues.

Fuga dijo...

kaixo paisa....

Traveller dijo...


A las buenas.

De momento veo que seguimos todos en orden de combate.

Ayer me bajé a la capital y la verdad es que no se puede soportar esta sauna. Cuando desembarqué en Atocha estuve tentado de darme la vuelta y regresar en el siguiente tren.

En cuanto al tema del post, poco que añadir. El bochorno se produce nada más verlos entrar con sus peinados y vestimentas. No hace falta ni siquiera ver sus gestos. De tal pueblo tales polític@s.

Reinhard dijo...

Saludos de nuevo a todos.

Qué tarde-noche la del viernes: el fiasco cantado de la investidura y la sorpresa del nombramiento de Soria. Qué gente, qué gente.