TWITTER

miércoles, 17 de febrero de 2016

La Cheka



Siempre he apreciado un cierto parecido físico, el ideológico es indiscutible, entre Pablo Iglesias y Félix Dzerzhinsky, el fundador de la Cheka, si bien la rígida moral soviética no hubiese permitido al polaco lucir las greñas del podemita, cabellera que las malas lenguas achacan una pequeña coquetería de Iglesias, la de ocultar su chepa. Viene al dedillo la cosa del parecido razonable tras conocerse las últimas exigencias de Podemos a los socialistas para alcanzar eso que ellos llaman pacto de progreso. Entre un chorro, o derroche, de propuestas extravagantes, más de una nos lleva a la época dorada del marxismo-leninismo en la URSS; así, se aboga por la creación de una Secretaría contra la corrupción y el crimen organizado, florido nombre que nos trae a la memoria la célebre Comisión extraordinaria para la lucha contra la contrarrevolución y el sabotaje, Cheka. Consecuencia de esa Secretaría sería la creación de un Comité denunciador y un control a los actos sospechosos de innmoralidad.

Montado el tinglado de esta guisa, que no es otra cosa que elevar a categoría general y permanente algo parecido a los grandes procesos estalinistas, nos topamos con otro comité, en este caso el de la búsqueda de la verdad, con el establecimiento de mecanismos para el esclarecimiento y divulgación de la verdad. Algo de eso, el Ministerio de la Verdad, nos había contado Orwell en 1984. Se entiende perfectamente el temor de los analistas más liberales ante la explosión de gasto público que se avecina si el llamado pacto de progreso, en el que no caben socialdemócratas de manual como el Partido Popular y Ciudadanos, culmina en un gobierno de esta naturaleza, pero no porque se establezcan rentas básicas y pensiones inviables, entre otras quimeras, sino por la cantidad de jueces, fiscales, policías y chivatos que precisaría tanta comisión y tanta búsqueda de la verdad en lo que sería una Lubianka gigantesca con sucursales en todo el territorio plurinacional. Y sin las tasas de Gallardón, ay, para tanto pleito.

6 comentarios:

tolerancio dijo...


ese Comité Extraordinario podemita ya funciona en la sombra, no hay más que ver a tanto zopenco retuiteando lo que sea... sacan lo peor de la peor gente corriente... La Legión de los Condenados, seguro, ya tiene asiento en la lista de "bandas criminales a neutralizar"...

Reinhard dijo...

Con un poco de retraso, dejo esta pieza del siutadá Carreras, un melifluo de cuidado, sobre la finada Muriel: repugnante.


Ay, la Muriel.

Aitor Mento dijo...

Sobre la fallecida, a mí me ha gustado, como no pocos suyos, este artículo de Ramón de España, publicado hoy : La ternura de Muriel.

Respecto al tema del hilo, si es que está todo inventado. Ayer me pareció leer en alguna parte que el mes que viene, en Catatónia se va a empezar a cobrar un impuesto sobre los pisos vacíos, con la única condición de que estén sitos en zonas de "demanda social". Ya se pueden figurar ustedes cómo van a saber nuestras bienamadas autoridades si en tal o cual piso reside gente o no : a través de la delación y el chivatismo. Al estilo de las peores dictaduras. En principio, "Pelomocho" Puigdemont no da la imagen del de la Cheka, no se le parece físicamente, pero ya se sabe que todos los totalitarismos se tocan.

Reinhard dijo...

A eso vamos, Don Aitor, al mundo del nos habló aquel genio que usted luce en su perfil blogger. Si no tuviese pinta de drama, diría que nos íbamos a reír.

Fuga dijo...

ahora resulta que el PP ofrece la vicepresidencia a Pedro Sánchez.
Nos ha joio...gobierno de concentración peronista.


asco infinitoooo

Reinhard dijo...

Ayer tuve la inmensa fortuna de ver a Paquito Marhuenda en la telecaspa de los obispos y estaba crecido, casi chillaba al preguntar que dónde se había visto que el partido más votado no gobernase y chorradas por el estilo. En fin, lo que habrá que ver. Hay que darle a Mariano una presidencia de algo, de lo que sea.