TWITTER

miércoles, 7 de marzo de 2012

Vaya negocio


El obispo de Solsona, Xavier Novell, se destapa en una entrevista afirmando que no se considera catalanista, ya que no es esa su misión, lo que provoca estupor, y hasta indignación, entre la casta social y política del Oasis. Acabáramos: tanto tiempo reclamando un determinado pedigrí para los obispos que ejerciesen su pastoreo en Cataluña, con aquella cantinela tardofranquista de Volem bisbes catalans, y llega un tipo nacido en las tierras de Lérida y dice que nones, que él no comulga con el catalanismo, categoría algo difusa pero que en todo caso es inferior en militancia y beligerancia a otras como nacionalismo o independentismo.

Deberían aprender la lección los ingenieros de la patria catalana y comprender de una vez que ser catalán, per se, no es garantía de un especial afecto por el nacionalismo, y que las cosas, si se trata de caminar hacia la construcción nacional, deben trabajarse de otra manera. Que tomen nota, pues, del  incombustible Arzalluz, que cuando un obispo castellano fue designado para Bilbao blasfemó aquello de nos mandan a un tal Blázquez. Tiempo después, el tal Blázquez estaba más que domesticado, y ahora, subido al carro del pasteleo con la ETA y desde una plaza más tranquila, afirma que las víctimas deben ser generosas con sus verdugos. Porque en esto, como en casi todo, la mejor política es la del palo y la zanahoria.

7 comentarios:

Herep dijo...

Parece que el sacerdote les salió rana, Reinhard.
No se si conoces esta página... http://www.germinansgerminabit.org ... pero desde ella, sacerdotes no-nacionalistas repasan, de vez en cuando, el ambiente nacionalista del claro catalán, amén de dedicarle unas lineas al obispo de Solsona.

Un abrazo.

Reinhard dijo...

No la conocía, Herep, y revela que a nivel eclesiástico, como todo en general, hay otra Cataluña que no es la oficial, o nacionalista. Ya veremos cómo se desarrolla el pastoreo de esta rana que les ha salido.

Otro abrazo.

C S Peinado dijo...

No veo yo a Cristo diciéndole a Tiberio que hacer o dejar de hacer. En cambio, sus representantes en la tierra, no cejan en el empeño de hacer política desde el púlpito. Eso los aleja cada vez más de la sociedad. Y un pastor sin rebaño es tanto cómo una garrapata sin perro, se acaban muriendo de asco.

Nunca aprenderan que los tiempos del oscurantismo ya pasaron y que su papel es el de guías, no el de palos en las ruedas. Al final nos comeran los musulmanes precisamente por eso, porque nuestro clero se preoucpa más de los asuntos terrenos, que de los celestiales.

Un saludazo.

Reinhard dijo...

Piense, C S, que en Cataluña hay un arzobispo que ha tapado a un sacerdote que financiaba abortos. A ver quién supera ese envite.

Saludos-

Señor Ogro. dijo...

Si dios bajara a vascongadas en forma humana, y viera a "su clero", dejaría el episodio de los mercaderes del templo en una amigable charla.

Cogería una rama de roble, y dejaría en tímida timorata al mismísimo tio de la vara

Reinhard dijo...

Tenía entendido, Sr. Ogro, que el tal Jaungoikoa era del PNV. Aunque quizá no estaría mal que bajara, pues no sólo demostraría que no es como lo han pintado los del Partido sino que además, como usted dice, se liaría a hostias, y no precisamente las de comulgar.

Señor Ogro. dijo...

El Jaungoikoa no lo se, pero que la Virgen de Begoña es del PNV, no cabe duda (amen de ser del athletic de bilbao)

Y de lo que no cabe duda tampoco, es que los 10 mandamientos, base del catolicismo, no tienen lugar ni cabida entre el clero vasco. Aquí, lo que mande SabinEtxea; ya se sabe, el hecho diferencial avalado por tantos silencios cardenalicios y papales.