TWITTER

sábado, 29 de octubre de 2011

Algo se mueve



Me embarga la emoción, compañeros y compañeras, al comprobar la rapidez con la que las tartas han sustituido a las balas.

5 comentarios:

Antonio dijo...

Genial.

Cumple Vd. aquí a la perfección con el ideal del humorista satítico: el máximo sarcasmo con los mínimos medios. Y el delicioso y leve anacronismo es lo que da la carcajada.

¡Si no fuera por el humor!

Noto que está Vd. últimamente especialmente sembrado, don Reinhard; de lo cual me congratulo.

Un saludo muy cordial.

C S Peinado dijo...

Es patético que a esos animales ahora se les conceda el beneficio de la duda y se les permitan sus actuaciones en cualquier organismo y lugar simplemente porque eta ja dejado caer que, debido a su extrema debilidad, va a dejar de matar.

¿Será momentaneamente?¿Esperaran a las elecciones y retornaran a la lucha armada argumentando que el gobierno no se baja suficientemente los pantalones?

Espero que impere el sentido común y que las vçicitmas se vean tanto más recompensadas cómo esos políticastros traidores defenestrados.

Un saludazo.

Reinhard dijo...

Gracias, Antonio; la verdad es que la actualidad de este país, o lo de él quede, es una mina, y mejor tomarlo con humor.

Cosas veremos, C S, y graves, en tiempo récord.

tolerancio dijo...

Suscribo el juicio de Antonio. Reinhard está que lo tira. El fulano de la foto debería guardar las lágrimas en un frasco y comercializarlas como perfume. Entre ése y Odón, el del pañuelo trendy del Dalai lama, le entran ganas a uno de descomer.

Alfaraz dijo...

Muy bueno.

Se diría que el señor ¿? de la foto se recompone depués de un atracón de tarta....


.