TWITTER

miércoles, 13 de abril de 2011

Empapelado


Ante la orden tajante-calienta, que vas a salir-del magistrado instructor y lo bien que se está en un exilio dorado donde todos son tan progresistas como él, laméntase Baltasar de la celeridad del procedimiento en su contra. No sorprende tamaño desprecio por lo que sin duda ha de ser una de las virtudes-la rapidez-de la justicia en alguien que durante años acunó y durmió al Faisán en un cajón de su despacho. También llora el ropón más mediático por sufrir vulneración de derechos y garantías procesales, sin que conste en la causa ni un solo pinchazo ilegal de su teléfono, o el de su parienta. Aunque para llantos y pataletas los que a modo de coz lanzan los columnistas de Pravda, quienes sin olvidar otra de las causas pendientes de su hombre, la del franquismo y la memoria, acuden al origen de la discordia y afirman entre otras lindezas que Garzón será juzgado ¡antes que los corruptos de Gürtel!, que todavía hay clases, oiga. Incluso van más allá de las simples maledicencias y meten presión barruntando que la anulación de las escuchas ordenadas por Garzón convertirá-teoría del árbol envenenado y sus frutos nocivos-el juicio a la trama de corrupción pepera en algo vacío, o casi, de contenido. En cualquier caso, y siendo largas y numerosas las batallas por librar, habrá que exigir a los defensores y epígonos de Baltasar que no se amontonen y, como Querido Emilio, sean discretos.

5 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Va de culo el Baltasarcito mientras ese par de ropones persistan en su empeño de empapelarlo. Y creo que muchos ropones le tienen ganas, por chulo.

Merlinjoy dijo...

Baltasar se creyó estar por encima de la ley, seguramente al verse respaldado por los pijiprogres, pero para su desgracia, la ley está por encima de el.

Esperemos que sea juzgado con todas las de la ley, esa que el mismo no ha sabido administrar.

Chippewa dijo...

.

No le pasará nada, ya lo verán. Seguirá igual de millonario que siempre, incluso más.

.

Reinhard dijo...

Balta es una metáfora de Expaña.

Será trasquilado, seguramente, aunque nadie, en cuanto a manteca se refiere, le sacará los quilos de más.

tolerancio dijo...

¿No se larga a Colombia?... ¿Aprovechará para, por fin, perderse en la selva?