TWITTER

jueves, 23 de junio de 2016

De la hipocresía



Ha sido criticado el candidato Sánchez, a partes iguales por políticos y tertulianos, por hablar bien del Partido Comunista en particular-ente que desconozco si todavía existe como tal-y de los comunistas en general, ensalzando los ímprobos esfuerzos de ese partido y sus militantes por traer la libertad y la democracia a España. Cansino resulta a estas alturas decir que la democracia que conocemos la trajeron las Cortes franquistas con el patrocinio de Estados Unidos, como tedioso resulta insistir en la buena prensa de la que siempre han gozado los comunistas en España, de ahí que esas críticas al candidato Sánchez resulten tan grotescas como hipócritas.

En una entrevista reciente la señora Cifuentes del PP-dónde irá el buey que no are-decía que nada tenía contra los comunistas, que incluso tenía amigos comunistas, y quién no tiene, o ha tenido, añado yo, un amigo comunista en su vida, como se tienen, o se han tenido, amigos seguidores del Fútbol Club Barcelona o amantes del bingo. El periodista Santiago González, un tipo que al menos una vez a la semana recuerda que él fue comunista, glosa la maravillosa Transición con una metáfora, la del abrazo entre Carrillo y Fraga, que es la de la más absoluta, estúpida asimetría: Carrillo ordenaba matanzas en el Madrid sitiado cuando Fraga hacía la primera comunión.

Porque en el fondo, y con el apoyo impagable de Suárez y el rey, los comunistas ganaron la Transición y buen parte de lo que ha vendido después: de hecho, y más allá del fenómeno Potemos, que ha venido para quedarse, su histórica impronta de ingenieros de almas pervive entre nosotros emboscada entre políticos y tertulianos, dos lacras tan repugnantes como cualquiera de aquellas que siempre adornaron al comunismo, las mismas de las que nunca nos habló el amigo comunista.

6 comentarios:

Fuga dijo...

Carajo.

Chapeau¡¡¡¡

Fuga dijo...

Por cierto TRav, tal vez tengas razón...PoTEMOS 90 diputados.
Lo dice Kiko Llaneras en su tuiter.

Traveller dijo...


Primera predicción cumplida. Los brits se largan.

Ahora solo falta que el domingo gane Podemos y tendréis que darme el título de oráculo a perpetuidad.

Fuga dijo...

con esta coña me he puesto Yes Prime minister...save the euro sausage.

desternillante

Reinhard dijo...

Te daremos ese título, Traveller, a la vez que nos gestionas billetes para Phuket.

Traveller dijo...


Aixó està fet.

Mantened el pasaporte en regla por si las flies. Y no es coña.

No me imagino a mi edad teniendo que hacer cola para poder limpiarme el trasero.