TWITTER

miércoles, 27 de enero de 2016

El gallinero



Íñigo Errejón, que es el niño en el bautizo y el novio en la boda, ha puesto el grito en el cielo porque unos señores diputados han mandado a la parte alta del hemiciclo a las huestes de Potemos, queja que certifica una vez más que este neocomunismo no es otra cosa que una gigantesca operación de marketing montada por las televisiones que el gobierno de Soraya, con esa generosidad que sólo los populares tienen con la izquierda, ha ido salvando de la quiebra. Errejón, en su lamento a las puertas del Congreso, omitió decir que el niño de Bescansa pasando de mano en mano ahí arriba no habría tenido la misma repercusión que la que tuvo el día de la constitución de la cámara, en aquella especie de barrera taurina en la que sólo faltaron los puros.

El niño Errejón, aupado por la estupidez de esta democracia absoluta que nos brindaron los próceres del 78, vive en una infancia permanente que nos trae a la memoria la máxima de Leopoldo María Panero-en la infancia vivimos, después sobrevivimos-y que transmite a la plebe la idea irrefutable e innegociable de que todo es posible, y además gratis. De ahí que el primer día triunfal de la legislatura, como si se tratase del primer día del curso escolar, el infante Errejón y sus amiguitos buscasen un pupitre privilegiado en la creencia de que de ese puesto jamás-no, no, nos moverán-serían removidos, o al menos hasta ocupar el banco azul. El escaño inicial, inamovible, como metáfora del populismo que nos devora y que ha venido para quedarse. Mandan al gallinero a cinco millones de personas, chillaba el niño Errejón. Ahí sólo faltó el chistoso concejal Zapata afirmando que él sabe bien dónde meter hasta seis millones.

8 comentarios:

Aristides dijo...

Muy cierto. El "doctor, Errejón" -ja,ja y ja- me recuerda a esos niñatos consentidos que se enrabietan cuando alguna vez,- oh, insolencia!- alguien osa llevarles la contraria.
Joder... días de gloria Nos esperan.
A propósito,estupendo blog el suyo.
Un saludo.

Traveller dijo...


Me parece de una lógica aplastante el haber situado en el gallinero a esta panda de diputados impresentables, considerando que, vistas sus pintas y sus atuendos, lo más natural será que se dediquen a comer pipas y a masturbarse.

Reinhard dijo...

Gracias, Aristides, y bienvenido. Pues sí, la gloria está garantizada, y esta gente ha venido para quedarse, con toda la distorsión que ello supone. Para acabar con ellos, nada mejor que dejarlos gobernar seis meses, el caos más insoportable los echarían a patadas.

Reinhard dijo...

Veo, Traveller, que con buen criterio te abonas a la razón estética, y sabes que no hay ética sin estética.

Aitor Mento dijo...

Es el niño. En el bautizó, en la boda y en el entierro.

Fuga dijo...

lo más natural será que se dediquen a comer pipas y a masturbarse.

jajajaja.....

Aitor Mento dijo...

Hay fuertes rumores de dimisión de Mariano, a quien sustituiría Sorayita de candidata. Veremos en qué acaba la cosa.

Reinhard dijo...

Ah, qué bien, me da usted una alegría, Don Aitor. Pues igual la niña es la próxima presidenta del gomierdo: qué poderío sigue teniendo Cebrián.