TWITTER

domingo, 19 de enero de 2014

De la presunta resistencia



La CNN pone en boca del zaguero barcelonista Piqué, de segundo apellido Bernabéu, que el FC Barcelona fue un bastión de la resistencia durante el franquismo, si bien todo parece haber sido una invención de un periodista americano en su afán por incordiar en una cuestión muy de moda y de la que por aquellos pagos se desconoce todo. En cualquier caso, y eso es real como la vida misma, es una afirmación secundada por todo el nacionalismo catalán desde que Franco pasó a mejor vida que enlaza, si bien con menos retórica, con aquella otra del suquero Manolo Vázquez Montalbán: el Barça es el ejército desarmado y simbólico de Cataluña. Aunque en descargo del escritor siempre se podrá decir que era el prototipo del charnego agradecido que había decidido labrarse un porvenir trabajando en pos de la construcción de una nación virtual. Pero esto es lo que traen consigo los fastos de 2014, invención de la Historia y querencia por la amnesia.

Con la resistencia barcelonista contra Franco se puede invocar aquel chiste que hacían los comunistas españoles a costa de los socialistas y su presunta oposición a Franco, que tenían cien años de honradez y cuarenta de vacaciones. Ahí está la hemeroteca, siempre traicionera, para ver cómo los mandatarios del siempre més que un club agasajaban al invicto Caudillo con la entrega de medallas de oro en agradecimiento a los favores recibidos en diferentes momentos, especialmente con la recalificación de los terrenos del antiguo campo de Les Corts, corruptela urbanística que sirvió para saldar la deuda de la institución. Ahí queda la fotografía del presidente Llaudet, un trasunto de Lee Van Cleef, con un talón bancario que no era sino metáfora de la maldad, y también expolio, de un Régimen contra un pueblo.

Convertido Rafael de Casanova en adalid de la independencia catalana y el Barça en bastión de la resistencia contra Franco, sólo queda ya que la monja Forcades pase por Cuarto Milenio a explicar el origen extraterrestre de la montaña de Montserrat.

7 comentarios:

tolerancio dijo...


forcades es la versión aborigen de la monja alférez, catalina de erauso, digo... catalana de erauso. el tema de la resistencia culé y el franquismo siempre me ha recordado a la resistencia francesa contra la ocupación alemana... acabada la guerra salían los resistentes de debajo de las piedras... seamos indulgentes con piqué, pues al pobre le deben de bailar las neuronas siguiendo con la mirada los caderazos de shakira...

Aitor Mento dijo...

Don Reinhard, la noticia es falsa de toda falsedad, fue el periodista de la CNN el que dijo eso y no Gerard Piqué.

A mí ya me extrañó mucho cuando lo leí, por cuanto por declaraciones anteriores se deduce que Piqué no es precisamente nacionalista.

Al César lo que es del César.

Señor Ogro. dijo...

Ay la pobre Historia, que mal lleva eso de la pongan tacones, minifalta y la saquen a hacer la calle.

fuga dijo...

mi padre sudó esa camiseta Reinhard, y jamás escuchó una arenga nazionalista ni anti franquista.

Reinhard dijo...

Eso es toda una primicia, Fuga.

fuga dijo...

:)

Herep dijo...

La realidad no debe estropear un buen titular, Reinhard... y mucho menos la Historia.

Faltaría más!