TWITTER

jueves, 6 de septiembre de 2012

Ecos de un aquelarre (II)


Afirma un coronel en la reserva que la independencia de Cataluña será por encima de su cadáver: bien está lo que no es más que una obviedad, especialmente para los militares que están en activo, no en vano y al menos en teoría, tal sacrificio está contemplado en la norma fundamental y otras leyes. Como era de esperar, tan contundente declaración ha levantado ampollas entre los nacionalistas catalanes, destinatarios de lo que ellos consideran una amenaza intolerable. Mas la realidad es prosaica en exceso y deja en mal lugar al coronel y a los ofendidos por su proclama: estos por querer la independencia por la cara y sin coste de sangre y aquel por ignorar que fue Pepe Bono quien retiró de la Academia de Suboficiales el lema a España servir hasta morir. Malos tiempos para la épica, notables para la retórica.

5 comentarios:

Señor Ogro. dijo...

Cuando un terrorista-nacionalista (redundancia) agrede, pegar, coarta, elimina libertades, hiere o incluso mata, los nacionalistas siempre encuentran excusas, motivaciones, cuando no aplausos y apoyos.

Ahora, que un coronel recuerde que hizo un juramento y que existen leyes que garantizan el territorio español, eso es casus-belli para la patulea nacionalista.

No nos debe extrañar su doble o triple rasero, solo debemos descojonarnos de ello y señalarles por payasos.

fUGA dijo...

El Coronel caería en combate en MadriT y no en Cataluña.
El frente está aquí y no allí.
Y ese ha sido siempre el problema desde hace 30 años.

Herep dijo...

Una puñadala por la retaguardia, y adiós muy buenas, mi coronel.

La Guerra ha cambiado mucho, Reinhard. Ahora ya no se ataca de frente.

Rafael dijo...

Los fracasos suelen estar precedidos de grandilocuencia.

tolerancio dijo...


Ya le deben de haber degradado...