TWITTER

jueves, 26 de abril de 2012

La caza



Wanted. La policía catalana busca la colaboración del ciudadano morigerado para dar caza y captura a todo un grupo de presuntos profesionales de la guerrilla urbana. No es que uno no sea solidario con la esforzada tarea de los servidores del orden, que lo es, ni que le importen muy poquito los destrozos causados con motivo de una huelga general que convoca la chusma de siempre, que no le preocupan, sino que aquella educación sentimental recibida a base de películas del Oeste acaba pasando factura más tarde o temprano: ¿dónde está la recompensa por dar una información que servirá para que el consejero de turno-con palco fijo en Can Barça-se coloque una medalla? ¿y el glamour del Dead or Alive que siempre acompañaba al Wanted de rigor colgado en todas las tabernas? Pero en esta Barcelona perroflauta ya no hay tabernas sino kebabs con el tufo acre de las especias, metáfora de una recesión sobre la que con chulería castiza se balancea un crecido Montoro. Añadan que la web para la delación sólo está en la lengua de Pompeyo Fabra y quizá se comprenda la indiferencia más absoluta con la que unos cuantos nos tomamos esta cacería.

4 comentarios:

Señor Ogro. dijo...

Coincido con lo escrito respecto a la lengua usada. Entré, y al ver todo en catalan, sin un solo enlace para verlo en español, pues como que se me quitaron las ganas. Me dije "es evidente que la generalitat no quiere que los castellanohablantes ayuden", así que cerré el navegador.

No deja de ser curioso por otra, que quienes permitieron en buena parte aquello, que son los que llevan lustros alimentando el movimiento antisistema en cataluña, ahora pongan estos carteles. Se ve han mordido la mano equivocada estas hienas.

Reinhard dijo...

Usted lo ha dicho: durante los años del tripartito estos tipos fueron mimados por toda la estructura de poder, especialmente por el consejero de Interior. Todo muy literario, al estilo de Frankenstein. Pues ahora..que remen.

C S Peinado dijo...

Quizas todo ésto sirva para dar una lección de humildad a todos esos que se creen el ombligo del mundo y no son sino servidores del Pueblo al que menosprecian, manipulan y explotan.

Por lógica habría que colaborar, sino fuera proque lo politizan todo hasta la nausea. Al fin y al cabo sómos y seremos, los que siempre pagaremos los platos rotos.

Un saludazo.

Reinhard dijo...

C S, usted lo ha dicho, somos y seremos, un mantra nacionalista que da mucho juego.

En cuanto a colaborar, que paguen recompensa, que está la cosa muy achuchá.