TWITTER

viernes, 9 de septiembre de 2011

Máximas



La máxima progresista se estiliza: odia el delito y echa unas risas con el delincuente.

8 comentarios:

Señor Ogro. dijo...

Yo con ciertos delincuentes practicaría la agricultura. Una vez encerrados, les daría un tiesto y unos tomates, aclarando lo siguiente: vas a comer lo que ahi plantes.

Porque uno esta hasta los cojones de ver como un preso tiene medico sin esperas, tiene educadores, psicologos, gimnasios, entre 6 a 10 menus para elegir segun la carcel, le pagan la carrera si quiere estudiar, etc ,etc.

A mi no me parece normal, me parece una coña que encima nos cuesta una millonada por preso. ¿Reinsercion?..no creo en ella salvo en un nº minoritario de casos.

Trabajos forzados les metía yo.

Reinhard dijo...

Hay algo obsceno en toda la legislación penitenciaria, pues el estado parece mostrar un cierto sentimiento de culpa al encerrar a un delincuente. Algo así como lo sentimos mucho, sabemos que la sociedad te ha hecho así y por eso te haremos esto lo más llevadero posible. Por no hablar del no va más, que es la ley que regula la responsabilidad penal de los menores. El problema es que el delincuente es el centro de nuestro sistema penal, no la víctima.

En cuanto a privilegios le daré un dato: en mis años de la mili un soldado recibía para su manutención-alimentación-diaria unas quinientas pesetas, mientras que para un preso eran ochocientas.

MGA dijo...

Menos mal que tenemos a Albiol...

http://www.libertaddigital.com/nacional/2011-09-09/el-alcalde-popular-de-badalona-suspende-la-diada-1276434838/

Reinhard dijo...

Pues sí, Albiol con dos cojones. ¿Quieren una fiesta a su gusto y medida? Pues no hay fiesta. Lo más gracioso es que estas cosas ocurran en una ciudad como Badalona, pero ya sabemos que la función del nacionalismo no es otra que crear naciones virtuales.

Anónimo dijo...

Yo diría que la máxima progresista es más bien:
Odia el delito, compadece al delincuente y escarnece a sus víctimas

Antonio dijo...

Muy buenas, Reinhard y la compaña, después de tanto tiempo:

De acuerdo con lo que comenta. Todo esto procede del determinismo social, que es una faceta más, pero importante, de las ideologías liberticidas de corte izquierdista. Como en el fondo, a la persona no se le reconoce libertad, tampoco se le atribuye responsabilidad. Son los colectivos, las masas, los grandes movimientos sociales los que transforman la Historia y dan sentido al individuo. Si un individuo resulta "defectuoso", la responsabilidad no recae en él, sino en "la sociedad".

Por cierto, lo de la "acción contundente" de la justicia que escribe el despistado redactor de la noticia es de risa si no fuera de broma macabra.

Un saludo muy cordial.

Reinhard dijo...

Lo ha explicado usted perfectamente, Antonio, y ello queda plasmado en Archipiélago Gulag: los delincuentes comunes que andaban por los campos soviéticos recibía, obviamente, un trato mucho mejor que la inmensa mayoría de inquilinos, los políticos. Estos no tenían perdón por la voluntariedad de sus acciones;aquellos eran unos pobres desgraciados fabricados por la sociedad capitalista, o por una sociedad comunista que todavía no había alcanzado su definitivo estadio y que no había podido erradicar los vicios del sistema anterior.

MGA dijo...

Mañana, aquelarre nazionata, alégrense. No hay mejor representación del fascio postmoderno en todo el planeta...